Última hora

Última hora

El arte se rinde a los refugiados en la Bienal de Venecia

El arte se rinde a los refugiados en la Bienal de Venecia
Tamaño de texto Aa Aa

¿Debe el arte tratar de cambiar la sociedad? Es el debate que abre la exposición 'Rothko en Lampedusa', que podemos ver en la Bienal de Arte de Venecia. Organizada por ACNUR, esta muestra está dedicada a los refugiados. Al igual que lo fue su protagonista, el artista Mark Rothko, quien emigró en 1913 a Estados Unidos, desde la actual Letonia, para huir de la persecución.

"Es una forma de dignificar a los seres humanos que se ven obligados a huir. Es una manera de unir diferentes mundos, el mundo del arte, que puede ser un tanto elitista, y las comunidades más amplias. Es una oportunidad para pensar en la humanidad, la condición de humanidad en todas sus expresiones y, por supuesto, la migración se considera uno de los temas más grandes de nuestra humanidad en la actualidad", dice Carlotta Sami, portavoz regional de ACNUR Europa del Sur.

La artista siria Rasha Deeb, refugiada que ahora vive en el sur de Alemania, nos explica de dónde saca la inspiración para sus esculturas.

"La guerra es mi gran problema y mi gran mensaje. No los refugiados. A causa de la guerra hay refugiados. Si no hay guerra no hay refugiados. No tengo que irme de mi país", explica Rasha Deeb, artista y refugiada siria.

El fotógrafo irlandés Richard Mosse es conocido por sus fotos monocromáticas tomadas con una cámara infrarroja y un teleobjetivo extremo, que puede captar el calor corporal a más de 30 kilómetros.

"Veo la cámara como un medio excelente para permitir al espectador, o al menos a mí mismo, meditar sobre muchas de las preocupaciones de la crisis de los refugiados y, por supuesto, la lucha de las personas que llegan a Europa buscando asilo. La cámara, de alguna manera, pone en primer plano esta lucha por la supervivencia, mostrando al espectador, literalmente, el calor del cuerpo humano", cuenta Richard Mosse, fotógrafo.

Artistas consagrados omo Moss o Ai Weiwei y artistas emergentes de Siria, Irán, Irak, Costa de Marfil y Somalia, que son refugiados, conviven en 'Rothko en Lampedusa'. La muestra puede verse hasta el 24 de noviembre en el Palazzo Querini de Venecia.