Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Última hora

Última hora

Michael Bublé hay que vivir el momento con bondad e intergridad

Michael Bublé hay que vivir el momento con bondad e intergridad
Tamaño de texto Aa Aa

Michael Steven Bublé supo que quería ser un cantante famoso a los dos años; a los trece, su talento dejaba boquiabierta a su familia. Bublé está de gira mundial y sus fans lo celebran.

Este barítono crooner, de ascendencia italiana y franco-canadiense, cuenta en su haber con 4 grammys, ha vendido 60 millones de álbumes y actúa por todo el globo. Michael Bublé, retirado de los escenarios durante algunos años por problemas familiares, ha regresado, para quedarse. Podría haber sido jugador de jockey, pero lleva la música en las venas.

El canadiense conecta con su público como ningún otro "performer" cuando reaparece sobre el escenario, como en Birmingham, una de las citas de su muy esperada gira mundial.

Durante el concierto en Birminham, la alquimia con el público era patente. Entrevistado por nuestra compañera Katharina Rabillon, Bublé confiesa: "Me gusta esto, ¿sabes? Me encanta la música, la conexión. Me encanta la risa. Estoy hecho para esto. Esta es mi forma de ser feliz y cuando subo ahí arriba, creo que se puede percibir lo feliz que soy".

Han pasado muchas cosas en su vida desde que comenzara a cantar en los clubes nocturnos con 16 años. El hombre en quien se ha convertido, le convence. "Creo que solía interpretar dos tipos de personajes. He solido ser: el amigo, el hijo, el padre fuera del escenario, y después me convertía en una especie de héroe cuando estaba en escena. Creo que se me ocurrió ese "alter ego" que era un poco más "cool" de lo que yo era, un poco más fuerte quizás y más distante. He pasado por muchas cosas en mi vida y sólo ahora empiezo a sentierme más cómodo; así que esa persona en el escenario ha empezado poco a poco a metamorfosearse en el verdadero Michael", comenta Bublé.

En Birminham, Michael Bublé interpretó grandes "hits" como "Feeling good" o "My funny Valentine", junto a otros grandes éxitios populares estadounidenses de principios del sigjlo XX. Su característica voz y su impronta le han valido un puesto de honor entre los grandes.

Esta pasión por el repertorio del pop norteamericano, la debe a su abuelo de origen tialiano Demetrio Santagà, que cambiaba sus servicios de fontanero por tiempo sobre el escenario para su nieto. Fue la colección de jazz de Santagà la que forjó en él esa pasión por los temas que ensalza hoy. "A menudo me sorprende que el cancionero estadounidense ho haya impactado a otros tanto como a mi, porque es muy bueno. Muchas de estas canciones hablan de amor, de anhelo, de desamor y sexo. Son cosas que todo el mundo puede enterder y por eso cien años después siguen siendo relevantes y a mi me encanta escoger una e imaginármela de nuevo", explica Bublé. Ahora bien, el multifacético artísta, también compone temas propios, como "Haven't met you yet", el primer sencillo de su cuarto álbum Crazy Love, que dio la vuelta al mundo en 2009.

"Si echo un vistazo atrás me siento muy orgulloso porque me doy cuenta de que he escrito cantidad de canciones super bonitas. Es bastante extraño, cuando miras atrás y escuchas "Home", "Haven't met you yet", "Everything", o "Lost". Cuando escucho ahora todas esas melodías me retrotraen a lo que fui. Es como si fuera otra persona, en otra época de mi vida. En mi vida, sé que he pasado por momentos que fueron duros, y eso me permite apreciar mejor las buenas rachas. Creo que para vivir las cosas correctamente hay que vivir el momento con bondad e integridad", concluye.

La gira internacional que está realizando le llevará a España, este otoño. Al Palau Sant Jordi de Barcelona el 27 de septiembre y el 28 del mismo mes, al Wizink Center, de Madrid.