EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

La ola de calor hace sudar a Madrid

La ola de calor hace sudar a Madrid
Derechos de autor 
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Las temperaturas en la capital alcanzan los 35 grados centígrados en vísperas de los picos anunciados para jueves y viernes

PUBLICIDAD

Un buen chorro de agua ha sido uno de los bienes más preciados en Madrid este miércoles, cuando ha dado comienzo una ola de calor que ha hecho subir el mercurio de los termómetros hasta los treinta y cinco grados. El Gobierno regional ha elevado a nivel uno la alerta por las altas temperaturas. Y a la situación meteorológica en el centro de la capital española se podrían sumar en una semana las consecuencias de eliminar Madrid Central y, como consecuencia. el aumento del tráfico. Las altas temperaturas no empezarán a remitir como mínimo hasta el lunes.

"Treinta y cinco grados centígrados. Esa ha sido la temperatura pasadas las cuatro de la tarde en el barrio del Lavapiés de la capital española y en vísperas de los picos anunciados para el jueves y el viernes. El Gobierno de la Comunidad ha puesto en marcha el protocolo indicado para este tipo de situaciones. La climatología extrema puede hacer sudar al nuevo alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ya que podría incrementar la contaminación, y el sábado hay convocada una manifestación contra el fin de Madrid Central. La restricción del tráfico en el centro de la ciudad fue implementada por Manuela Carmena y su derogación es una de las medidas estrella del nuevo regidor popular", concluye Carlos Marlasca, corresponsal de Euronews.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Duro golpe al cártel de Sinaloa: La Policía Nacional se incauta de 1.800 kilos de metanfetaminas

España niega el permiso de escala a un buque con armamento para Israel

La victoria socialista en las elecciones deja aún un escenario incierto en Cataluña