Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La Unión Europea hace historia al dar las riendas a dos mujeres poderosas

La Unión Europea hace historia al dar las riendas a dos mujeres poderosas
Derechos de autor
REUTERS/Michael Kappeler
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania y Francia se han hecho con dos de cuatro puestos clave de la Unión Europea tras una de las más largas y agotadoras cumbres que se recuerdan en Bruselas. Estos dos puestos recaen además en dos mujeres poderosas, la alemana Ursula Von del Leyen y la francesa Christine Lagarde, en el reparto de poder más femenino de la historia comunitaria.

Usula Von der Leyen, actual ministra de Defensa alemana, será la primera mujer de la historia que presidirá la Comisión Europea. Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, será, por su parte, la primera mujer que presidirá el Banco Central Europeo

De hecho, como se felicitaba Donald Tusk, el equilibrio de género es perfecto. Dos mujeres y dos hombres en cuatro puestos clave. "Después de todo, Europa es una mujer", afirmó el todavía presidente del Consejo Europeo.

El español Josep Borrell, único socialista entre los cuatro grandes

El reparto supone un triunfo femenino, pero, sobre todo, un triunfo para el Partido Popular Europeo. El Partido Socialista se tiene que conformar con uno de los puestos vacantes, el de jefe de la diplomacia comunitaria, que ocupará Josep Borrell. El actual ministro de Exteriores español también será vicepresidente de la Comisión.

Los liberales se llevan el cuarto cargo, el de presidente del Consejo Europeo que será para Charles Michel, actual primer ministro en funciones belga.

El holandés Frans Timmermans, que el grupo socialista no logró colocar al frente de la Comisión se tendrá que conformar con un premio de consolación, una de las vicepresidencias del nuevo ejecutivo comunitario.

En esta cumbre, los líderes europeos han aprendido una lección, que las cosas han cambiado y que el viejo sistema de reparto de cargos ya no funciona. "Ninguno de los cabezas de lista podía obtener la mayoría ni en el consejo ni en el parlamento -se lamentaba el primer ministro irlandés, Leo Varadkar- . Creo que tendremos que revisar ese sistema".

El acuerdo alcanzado al cabo de tres días de batalla política y pulso entre los líderes tendrá ahora que ser referendado por el Parlamento Europeo. Los analistas creen que, pese a las hondas discrepancias, la cámara dará su bendición.