Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Científicos eliminan el VIH del ADN de ratones infectados: ¿Qué significa para los humanos?

Janet Stephens
Janet Stephens -
Derechos de autor
https://visualsonline.cancer.gov/details.cfm?imageid=2568
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Científicos dicen estar más cerca de encontrar la cura contra el virus VIH. Un grupo de investigadores logró eliminarlo del ADN de ratones infectados, un paso prometedor hacia una cura para los casi 37 millones de personas que viven con el virus en todo el mundo.

En un estudio publicado el martes en Nature Communications, investigadores de la Universidad de Temple y del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, experimentaron con 29 ratones cuyo sistema inmunológico disponía de células inmunitarias humanas.

Javier Martínez-Picado, investigador en ICREA en el Instituto de Investigación del Sida de Barcelona (IrsiCaixa), explica a Euronews el largo camino por recorrer para que el tratamiento sea posible en humanos. “La realidad en ratones es una, el salto para que esto funcione en humanos es grande”, indica.

Durante el estudio, científicos combinaron dos herramientas diferentes para combatir el virus: la tecnología de edición genética CRISPR-Cas 9 y la terapia antirretroviral, LASER ART.

¿Qué es CRISPR-Cas 9 y LASER ART?

“El CRISPR-Cas 9 busca aquellas células que tienen ADN de virus y cuando son detectadas introducen cortes en el ADN del virus para hacerlo no viable”, explica Martínez-Picado.

Considerada una tecnología de vanguardia, el CRISPR-Cas 9 funciona como una herramienta de edición de genes que puede ayudar a los investigadores a tratar o potencialmente curar enfermedades genéticas. Da a los científicos la capacidad de modificar el ADN de un organismo, para que puedan añadir, eliminar o cambiar cierto material genético.

Por su parte, LASER ART, es una terapia antirretroviral que suprime la replicación del VIH, pero no elimina el virus del cuerpo. El tratamiento no es una cura para el VIH y requiere un uso de por vida.

Los ratones con VIH fueron tratados primero con LASER-ART y luego con la técnica de edición genómica. Este enfoque eliminó el ADN del VIH en poco más del 30 por ciento de los ratones infectados. Sin embargo, recordemos que la investigación en modelos animales no siempre produce los mismos resultados en humanos.

Martínez-Picado explica que la mayor ‘debilidad’ del estudio se traduce en que los investigadores no detectaron la cantidad de ADN viral restante en la célula de los ratones antes y después de aplicar la terapia génica, CRISPR-Cas 9 y el tratamiento LASER ART.

“No podemos saber si ha sido la terapia antirretroviral la que ha conseguido, por azar, reducir dramáticamente la presencia de células infectadas en ratones… no lograron saber si justo antes de la terapia génica era capaz de detectar todavía virus en el ADN de las células o no”, agrega.

Virus resistentes y diversificación genética del VIH

El investigador español resalta igualmente la posible emergencia de virus resistentes, “el estudio se ha realizado en un corto periodo de tiempo como para garantizar que no puede aparecer un virus resistente como respuesta a la presión selectiva que implica utilizar esta herramienta génica”, precisa.

Otra dificultad para que el estudio sea aplicable en humanos reside en la diversificación genética del VIH. Los científicos inyectan en los ratones una cepa viral isogénica, lo que implica que son genéticamente idénticas. “En humanos, los virus que infectan a las personas son quasispecie’, una variedad enorme de virus que tienen pequeñas mutaciones y que no son iguales entre sí”.

La capacidad limitada que tiene el CRISPR-Cas 9 es identificar cepas virales con mutaciones preexistentes. “El CRISPR-Cas 9 identifica zonas concretas del virus, y cuando las identifica hace un corte en el genoma del virus, pero las tienen que identificar. Si hay virus mutados no los va identificar y eso es un problema”, subraya.

Las células madres y terapia génica posibles curas del VIH

La esperanza de una cura aumentó en marzo cuando investigadores anunciaron que una segunda persona se había librado efectivamente del VIH después de que un trasplante de células madre eliminara con éxito cualquier rastro del virus de su sangre.

Ambos pacientes, conocidos como los pacientes de Londres y Berlín, fueron tratados con trasplantes de células madre de donantes nacidos con mutación genética CCR5 que los hizo resistentes al virus. Los hombres, ya infectados con el VIH, fueron diagnosticados con formas de cáncer cuando recibieron el tratamiento.

Martínez-Picado afirma que es posible que la terapia génica tenga más recorrido en humanos que el trasplante de células madres. Sin embargo, existen pocas terapias genéticas aprobadas en humanos. “Es una herramienta genética muy nueva, y no sabemos todavía qué consecuencias puede tener en humanos a largo plazo”, señala.