Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La mano del hombre detrás del 96% de los incendios en el Mediterráneo, según informe de WWF

La mano del hombre detrás del 96% de los incendios en el Mediterráneo, según informe de WWF
Derechos de autor
Reuters
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) publicado este jueves revela que los incendios en el Mediterráneo tienen una componente esencialmente humana.

De media, solo el 4 por ciento de los fuegos se originaron por causas naturales, mientras que el hombre estuvo detrás del 96 por ciento de los siniestros, señala el estudio que ha analizado las causas del origen en España, Francia, Grecia, Italia, Portugal y Turquía.

"Destaca el alto porcentaje de negligencias, el 40% de media, debido a una muy arraigada cultura del fuego en el medio rural mediterráneo", señala el texto, que añade que, en Francia, este factor supone hasta el 77 por ciento de los incendios.

España destaca por las altas cifras de intencionalidad, puesto que, según WWF, hasta el 55 por ciento de los fuegos son deliberados.

El estudio señala que algunas de las motivaciones serían disputas entre vecinos o con los agentes forestales, conflictos por el lobo o la caza, limitación de usos en espacios protegidos o retrasos en el cobro de subvenciones, entre otros.

"En España existen multitud de conflictos que se desconocen y que se resuelven prendiendo fuego", indica.

WWF advierte que los paisajes mediterráneos comparten una serie de características que les hacen altamente vulnerables al fuego: el abandono rural y agrario, producto de la despoblación, la ausencia de aprovechamientos y gestión forestal y la caótica edificación, en la que casas se mezclan con árboles.

El estudio indica que conviven dos situaciones que lo convierten en un polvorín. Por un lado, hay pueblos y casas aisladas por el cese de las actividades agrícolas, y por otro, urbanizaciones o aldeas en las que las copas de los árboles tocan los tejados de las viviendas.

Lee | El trágico incendio griego podría haber pasado en España

La cuenca mediterránea se trata de de una de los ecosistemas del mundo más amenazados por el cambio climático, lo que agudizará las sequías y aumentará las temperaturas.

WWF explica que esto ya está teniendo efecto en los incendios, intensificando la forma en la que arde el territorio y la virulencia con la que se propagan las llamas y con temporadas de riesgo más largas y menos estacionales.

Las cifras son alarmantes. El Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS) registró hasta mediados de mayo de 2019 más de 1.200 incendios de más de 30 hectáreas. Este número iguala el número de incendios total del 2018 y se trata de más del 40 por ciento de la superficie quemada en el año anterior.