Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Mientras ellos perdían la Copa Oro, ellas ganaban la Copa del Mundo

July 7, 2019 Megan Rapinoe of the U.S. and team mates celebrate winning the women's world cup with the trophy
July 7, 2019 Megan Rapinoe of the U.S. and team mates celebrate winning the women's world cup with the trophy -
Derechos de autor
REUTERS/Bernadett Szabo
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Este domingo, la selección masculina de Estados Unidos perdía 1-0 ante México la final de la decimoquinta edición de la Copa Oro, mientras que la selección femenina de Estados Unidos se proclamaba campeón por cuarta vez en una Copa del Mundo femenina.

Reuters
USA; United States forward Paul Arriola (7) reacts after losing to Mexico in the championship match of the CONCACAF Gold Cup soccer tournamentReuters

Un festín de fútbol para cualquier aficionado del deporte, pero la disputa de tres finales en un solo día no sentó muy bien a la capitana de la selección estadounidense, Megan Rapinoe. Dicha decisión fragmentó la atención del mundo del fútbol, dejando así en segundo plano el campeonato femenino.

El sábado, día antes de la gran final, Rapinoe lanzó un ataque feroz contra la FIFA por sus decisiones en la gestión de la Copa América y del Mundial femenino, al afirmar que el organismo no tenía respeto por las mujeres en el deporte.

La internacional americana dijo que la decisión de la FIFA de permitir que se jueguen en el mismo día las finales de la Copa América, de la Copa Oro y del Mundial de fútbol femenino era “increíble”.

“Obviamente hay otras dos finales, pero esta es la final de una Copa del Mundo. Leí en alguna parte que ellos simplemente no lo habían pensado con anticipación. Es un verdadero problema”.

La final de la Copa América entre Perú y Brasil se jugó el domingo en Rio de Janeiro, mientras que la Copa Oro de la CONCAF entre Estados Unidos y México se definía el mismo día en Chicago.

A pesar de que ninguno de los dos partidos coincidió con la hora de la final de la Copa del Mundo femenina entre Estados Unidos y Holanda en la ciudad de Lyon, la decisión de programar ambas finales no dejó indiferente a las campeonas del Mundo.