Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

El proyecto de ley de extradición de Hong Kong, dado por muerto por la jefa del Gobierno Carrie Lam

El proyecto de ley de extradición de Hong Kong, dado por muerto por la jefa del Gobierno Carrie Lam
Derechos de autor
REUTERS/Tyrone Siu
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La jefa del Gobierno local de Hong Kong, Carrie Lam, dio hoy por muerto el polémico proyecto de ley de extradición que se ha encontrado con la fuerte oposición de diversos sectores de la sociedad hongkonesa durante el último mes.

"Doy por muerto el proyecto de ley de extradición", dijo hoy Lam en una rueda de prensa, añadiendo que los trabajos para sacar adelante esta normativa han sido "un completo fracaso".

Por el momento, el Legislativo no va a seguir con su tramitación, pero Lam no dejó claro si el proyecto de ley, que hubiera permitido extraditar a China a los detenidos en el territorio, se retira de forma efectiva.

Asimismo, la jefa del Ejecutivo hongkonés anunció la creación de un comité de investigación independiente para fiscalizar la actuación de la policía durante las protestas que han azotado la ciudad durante el último mes y el establecimiento de una plataforma para el diálogo con los opositores a la ley. Se publicará un informe donde manifestantes y agentes de policía podrán aportar pruebas de lo sucedido en las últimas semanas.

Lee | ¿Por qué hay manifestaciones masivas en Hong Kong?

El momento clave del movimiento de protesta fue el pasado 1 de julio, cuando los manifestantes entraron por la fuerza en el Parlamento. Cubiertos con cascos y máscaras, y algunos "armados" con señales de tráfico, miles de personas irrumpieron en la sede del Legislativo el mismo día en que se celebraba el vigésimo segundo aniversario de la devolución de Hong Kong a China.

Con el proyecto de ley de extradición enterrado, ahora se espera la reacción del Gobierno de Xi Jinping, que aún no se ha pronunciado. La creciente influencia y control por parte de Pekín en la antigua colonia británica, que fue traspasada a China en 1997 bajo el principio de "un país, dos sistemas", está en el origen del movimiento de protesta hongkonés.