Última hora

El olvido de Srebrenica: la mayor masacre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial

Una mujer reza cerca de la placa conmemorativa con nombres de fallecidos en la masacre de Srebrenica, antes de ver el juicio en el tribunal de La Haya, en Potocari.
Una mujer reza cerca de la placa conmemorativa con nombres de fallecidos en la masacre de Srebrenica, antes de ver el juicio en el tribunal de La Haya, en Potocari.
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Cuando se cumplen 24 años después de la masacre de Srebrenica, el único genocidio que ha vivido Europa desde la Segunda Guerra Mundial, los cuerpos de los más de 8.000 bosnios asesinados no descansan en paz en el cementerio de Potočari. Además de las 6.610 víctimas halladas, todavía siguen desaparecidas alrededor de mil personas, niños y hombres bosnios musulmanes, llamados bosniacos, masacrados por la Armada de la República Srpska –fuerzas serbias y serbio bosnias- entre el 11 y el 22 de julio de 1995.

La matanza ocurrió bajo las órdenes del comandante Ratko Mladic, condenado a cadena perpetua en 2017 por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, por genocidio y crímenes contra la humanidad.

Este jueves, se ha conmemorado el vigésimo cuarto aniversario del genocidio de Srebrenica que tuvo lugar durante la guerra de Bosnia en esta localidad cercana a la frontera con Serbia.

Durante la mañana de ayer, se dio sepultura a 33 nuevas víctimas. La menor de ellas, un joven de 16 años, la mayor una anciana de 82. Además de estos, se han hallado restos de 140 personas más. Sin embargo, los familiares todavía no quieren enterrarlos, pues sus cuerpos se encuentran incompletos.

“Tras el genocidio no arrojaron sus cuerpos a fosas comunes, sino que los dejaron en fosas secundarias y terciarias”, explica, Berta Herrero, periodista y experta en la región de los Balcanes, con interés especial en Bosnia Herzegovina. “Es decir, sus restos quedaron repartidos por todo el territorio, para dificultar que fueran encontrados”, añade.

Vista de Srebrenica, actualmente parte de la República Srpska, en Bosnia.Reuters

La controversia del genocidio de Srebrenica

Con pocos recursos económicos y, principalmente, basándose en la voluntad de algunos supervivientes y familiares de víctimas, los trabajos por recuperar la totalidad de los restos humanos avanza de manera lenta año tras año, todo ello, en un contexto de negacionismo por parte de políticos serbo bosnios y serbios.

En abril, el líder político serbio bosnio, Milorad Dodik, declaró en una conferencia que “ya que los bosniacos no tenían un mito propio decidieron construir uno alrededor de Srebrenica”.

Entre aquellos que sí reconocen la masacre, el término genocidio ha causado gran controversia en Bosnia, Serbia y Rusia, así como entre algunos historiadores y expertos en el conflicto. El historiador francés Yves Ternon considera que Srebrenica fue un acto genocidiario pero no un genocidio, ya que la matanza solo se produjo en un enclave y no en más de la región.

En noviembre del año pasado, Ana Brnabic, primera ministra serbia, declaraba que la masacre de Srebrenica fue un “crimen terrible”, pero cuestionó el término genocidio para definir lo ocurrido en Srebrenica. “Genocidio es cuando estás matando a toda la población, mujeres y niños, y no fue así”, afirmó Brnabic.

Mapa actual de Bosnia y Herzegovina

Sin embargo, Berta Herrero, considera de vital importancia utilizar la etiqueta de genocidio en el caso de Srebrenica. “Querían eliminar del territorio de Bosnia a todos aquellos no considerados buenos serbios, es decir, musulmanes: las víctimas de este genocidio fueron hombres y niños musulmanes”, afirma.

En el caso de Bosnia, dentro del propio estado se hizo un ejercicio de revisionismo que ha impedido educar y concienciar sobre los sucesos de Srebrenica a toda la población por igual. A partir de la firma de los Acuredos de Dayton, el tratado de paz que supuso el fin de la guerra de Bosnia, el sistema político se asentó sobre principios étnicos. Bosnia Herzegovina pasó a estar integrada por dos entidades administrativas, la Federación de Bosnia-Herzegovina (de mayoría bosniaca) y la República Srpska (de mayoría serbia).

Por lo tanto, el sistema educativo también está dividido. En algunos enclaves se estudia el genocidio, pero en otros no, principalmente, en la República Srpska, producto en sí misma de la guerra, según afirma Herrero.

“Esto se debe estudiar en todos los colegios de Europa, igual que estudiamos el Holocausto. Hay que reconocer que en Europa hubo otro genocidio y que nos toca muy de cerca temporalmente. Es necesario viajar allí y ver como todavía hay sangre en las paredes para entender la magnitud de lo que se vivió y lo que han vivido en los últimos años”, explica Herrero.

Una mujer reacciona tras conocer la condena al ex líder político serbobosnio Radovan Karadzic a una condena de 40 años por crímenes de guerraReuters

¿Cómo se llegó a la masacre de Srebrenica?

Yugoslavia comenzó su caída a partir del 1991, cuando las repúblicas de Eslovenia y Croacia declararon la independencia. Los líderes nacionalistas bosnios y serbios, como Radovan Karadzic y Slobodan Milosevic, se propusieron crear un territorio poblado por serbios, diseminados en las diferentes repúblicas yugoslavas. En el caso de Bosnia, esto derivó en un intento de limpieza étnica de bosniacos o bosnios musulmanes.

Durante los cuatro años de guerra se cometieron ejecuciones en masa, se crearon campos de concentración y muchas mujeres y niñas fueron sometidas a violencia sexual y abusos. El sitio de Sarajevo, con una duración de más de mil días, 12.000 víctimas y 50.000 heridos fue el más largo de la historia de la guerra moderna.

Esta situación derivó en el desplazamiento forzoso de alrededor de 20.000 personas hacia Srebrenica, una de las seis áreas seguras establecidas por la ONU, que demostraron no ser efectivas.

En el caso de Srebrenica, en el momento en que las tropas del General Ratko Mladic entraron a la ciudad, esta estaba custodiada por solo 450 soldados holandeses. Por su parte, la OTAN nunca acudió en apoyo a los soldados de las Naciones Unidas. “Existe una gran responsabilidad de la comunidad internacional por este hecho, también Holandesa”, explica Berta Herrero.

Ratko Mladic mandó fuera de la ciudad a 25.000 mujeres y niños y se propuso “dar caza” a 15.000 hombres bosniacos, que intentaban escapar hacia Bosnia central. 3.000 fueron asesinados, decapitados o disparados mientras trataban de escapar. La masacre se saldó con más de 8.000 víctimas, hombres y adolescentes, y con violaciones y torturas haca las mujeres.

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y la Corte Internacional de Justicia consideran que las atrocidades cometidas en Srebrenica constituyen un genocidio. La guerra de Bosnia se saldó con un total de 100.000 víctimas de las cuales un eran 65% bosniacos, un 25% serbios y un 8% croatas.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.