El macabro escenario del motín que dejó 57 muertos en una cárcel del norte de Brasil

El macabro escenario del motín que dejó 57 muertos en una cárcel del norte de Brasil
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Altamira, en el estado brasileño de Pará, se estremece tras conocer los detalles del motín que el lunes dejo 57 muertos en una cárcel local...

PUBLICIDAD

Convictos con el rostro cubierto empuñando afilados cuchillos artesanales en medio de una inmensa humareda... es la estremecedora estampa de la masacre que ocurrió el lunes en la prisión de Altamira, en el norte de Brasil, donde un ajuste de cuentas entre bandas rivales dejó cincuenta y siete muertos. Dieciséis fueron decapitados. Los demás fallecieron asfixiados por el humo de los colchones a los que habían prendido fuego los agresores, miembros de una facción rival que estaba encarcelada en otro edificio.

Evander Fontenele, de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Pará no daba crédito a sus ojos: "Lo que encontramos fue macabro, decapitaciones, personas asfixiadas", explicaba.

Según la prensa local, los presos grabaron la agresión, jugaron con las cabezas de los decapitados y difundieron las imágenes por Whatssap.

Agresores y agredidos pertenecen a bandas rivales establecidas en Sao Paulo y Río de Janeiro que se disputan tanto el control del territorio y como las rutas del narcotráfico. Se estima que en las cárceles brasileñas hay unos 750.000 presos, el doble de su capacidad. El presidente del país, el ultraderechista Jair Bolsonaro, ha anunciado planes para reforzar la seguridad y construir nuevos centros de detención.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Jair Bolsonaro es acusado de falsificar su certificado de vacunación contra el COVID-19

Antiguos jefes militares brasileños acusan a Bolsonaro de preparar un golpe de Estado

Liberados los 16 rehenes del autobús secuestrado por un hombre armado en Río de Janeiro