Última hora

Nadie quiere al Open Arms ni a los 121 inmigrantes que viajan a bordo

Nadie quiere al Open Arms ni a los 121 inmigrantes que viajan a bordo
Tamaño de texto Aa Aa

Las medidas adoptadas por el Gobierno italiano complican la situación para el barco de la ONG Proactiva Open Arms. La embarcación viaja con 121 inmigrantes a bordo y se encuentra en aguas internacionales, próxima a la isla de Lampedusa, a la espera de obtener la correspondiente autorización para poder desembarcar. Numerosas voces críticas instan a España y a la UE a que lleguen a un acuerdo para acogerlos. Entretanto, pasa el tiempo y la tripulación sigue sin noticias de las autoridades transalpinas.

"Por el momento, Italia no se ha pronunciado. Desde Italia no nos han dicho que podemos entrar ni nos han dicho que no podemos entrar. Simplemente hemos solicitado la autorización para desembarcar en su puerto porque es un lugar seguro y lo que nos han contestado es que remitían nuestra petición de desembarcar en un puerto seguro a las autoridades nacionales, las cuales, después de tres días, aún no nos han dicho, todavía, nada", declara Anabel Montes, jefa de misión de Proactiva Open Arms.

A la espera de acontecimientos pero reducidas, en gran medida, las posibilidades de optar por la vía italiana, Proactiva Open Arms contempla la idea de desembarcar en Malta. Aunque, de momento, la oposición del Gobierno maltés es rotunda.

"Hemos solicitado también desembarcar en un puerto de Malta ya que es el siguiente país que, por cercanía, le corresponde, a nivel legal, hacerse cargo de la situación. Las autoridades maltesas nos han respondido con un rotundo, ¡no! Les hemos preguntado en dos ocasiones y en ambas nos han dado una respuesta negativa. Realmente, queda claro que ellos, de ninguna manera, nos van a dejar entrar en su puerto", añade Anabel Montes.

Algunos gobiernos regionales españoles han mostrado su disposición a colaborar en la acogida de los 121inmigrantes si, al final, el Gobierno central abriera los puertos de España.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.