Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Putin cumple veinte años en el poder

Putin cumple veinte años en el poder
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El nueve de agosto de 1999, Vladímir Putin fue nombrado primer ministro en funciones de la Federación Rusa. El mismo día, en un discurso en la televisión, Boris Yeltsin le designó su sucesor. En marzo de 2000, Putin fue elegido presidente.

El ex agente del KGB llegó al poder tras la Segunda Guerra de Chechenia, cuando los separatistas chechenos con la ayuda de mercenarios islamistas intentaron invadir Daguestán. El ataque fue repelido, pero la guerra aún estaba lejos de terminar. Además de la situación en el Cáucaso, el primer mandato de Putin estuvo marcado por una serie de tragedias a escala nacional como la del submarino 'Kursk', el atentado terrorista en Beslán y la toma de rehenes en el teatro Dubrovka de Moscú.

Al mismo tiempo, el nuevo presidente libró una guerra en el frente político imponiéndose como único líder. Algunos de sus opositores pudieron huir al extranjero, mientras que otros, como Mijaíl Jodorkovsky, se encontraron entre rejas tras un juicio que todavía plantea muchas preguntas.

La mitad de la primera década del siglo fue un período de crecimiento económico en Rusia, gracias a los ingresos procedentes de las exportaciones de petróleo y gas. Pero todos los éxitos en el país siempre estuvieron ligados a Putin contra el que empezaba a parecer que no había alternativa. En 2008, después de dos mandatos consecutivos y como indicaba la Constitución, renunció a su cargo. Volvió al Kremlin en 2012 para una legislatura no de cuatro sino de seis años.

En 2012, los resultados económicos de Rusia se desplomaron como consecuencia de la crisis financiera mundial. Sin embargo, en el contexto de una situación internacional extremadamente turbulenta -levantamiento en los países árabes, guerra en Siria- el índice de popularidad de Putin fue alto, alcanzando su pico máximo tras la revolución en Ucrania. Los votantes rusos acogieron con satisfacción lo que Moscú presentó como el esperado regreso de Crimea.

Sin embargo, el éxito visible de la política exterior estuvo acompañado por el deterioro de la situación económica interna a la que contribuyeron las sanciones internacionales y el colapso de los precios del petróleo. En 2018, Putin volvió a ganar las elecciones presidenciales con una cifra récord (76%), pero con una lectura diferent, como explica Konstantin Kalachev, director del 'Grupo de Expertos Políticos': "La popularidad de Putin ya no la misma, no es adoración, sino que no hay alternativa. Durante 20 años Putin ha sido la voz más fuerte. Pero hoy la gente está buscando otra voz y cuando aparezca esa voz, la popularidad del presidente puede bajar muy rápido".

¿El aumento de la presión sobre la oposición explica esto? El verano del año pasado, justo después de las elecciones ganadas por Putin, las protestas masivas se extendieron por todo el país: la insatisfacción general por el deterioro del nivel de vida fue acompañada por el rechazo a la reforma de las pensiones. Algunos observadores consideran los hechos un claro avance. El mandato actual expira en 2024, cuando Putin superará los setenta años.