Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

"Nuestra casa se está quemando": Macron insta al G7 a abordar la crisis del Amazonas

"Nuestra casa se está quemando": Macron insta al G7 a abordar la crisis del Amazonas
Derechos de autor
REUTERS/Ueslei Marcelino
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de Francia Emmanuel Macron ha pedido a los miembros del Grupo de los Siete (G7) que prioricen los incendios forestales que asolan la selva amazónica en Brasil desde hace semanas.

"Nuestra casa se está quemando. Literalmente. La selva amazónica - los pulmones que producen el 20% del oxígeno de nuestro planeta - están en llamas. Es una crisis internacional. Miembros de la Cumbre del G7, ¡hablemos de esta emergencia de primer orden en estos dos días!," tuiteó el presidente el jueves, pocos días antes del inicio de la cumbre del G7 en Biarritz.

Otro presidente francés Jacques Chirac hizo célebre la frase "nuestra casa está ardiendo" en 2002 cuando alertó a otros líderes sobre los peligros del calentamiento global en la Cumbre de la Tierra de Johannesburgo.

Al otro lado del Atlántico, el Gobierno de Brasil dijo que carecía de los recursos para combatir los incendios forestales. Anteriormente había dicho a los donantes que no necesitaba su dinero para luchar contra el fuego.

"El Amazonas es más grande que Europa, ¿cómo se pueden combatir los incendios criminales en una zona como ésta? "No tenemos los recursos para eso".

Además el presidente de Brasil Jair Bolsonaro ha acusado a su homólogo francés de "injerencia" y de utilizar un "tono sencionalista, que evoca la anticuada mentalidad colonialista francesa, en pleno siglo XXI..."

"El Gobierno brasileño sigue abierto al diálogo, con base en datos objetivos y en el respeto mutuo", añadió.

Emergencia sin precedentes en el Amazonas

El Amazonas podría haber llegado a un punto de no retorno: la deforestación y los fuegos han llevado al extremo a la mayor selva tropical del mundo. Hace unas semanas, confirmábamos que los incendios en las regiones amazónicas demostraban mucha más actividad que en los últimos 15 años.

Mientras que los incendios en el Amazonas ha aumentado un 82% en comparación con el mismo período de 2018, las emisiones de dióxido de carbono procedentes de estos fuegos son las más altas registradas desde 2003, indica el científico de Copernicus, Mark Parrington.

En respuesta a estos últimos datos, Bolsonaro dijo que "era la temporada de la queimada", cuando los agricultores utilizan el fuego para limpiar la tierra. "Solían llamarme Capitán motosierra. Ahora soy Nerón, prendiendo fuego al Amazonas", añadió irónicamente, según Reuters.

Los incendios forestales son comunes en la estación seca, pero también se sabe que son provocados deliberadamente por agricultores que deforestan ilegalmente tierras para la ganadería.

Las alarmantes cifras sobre los incendios llegan en medio de una creciente preocupación internacional por la postura del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro sobre el medio ambiente.

Asumió el cargo en enero y se comprometió a desarrollar la explotación de la región amazónica para la agricultura y la minería, haciendo caso omiso a los datos que apuntaban a un preocupante aumento de la deforestación.

ECMWF/Copernicus/Comisión Europea
Pronóstico de emisiones de aerosol producto de biomasa quemada para Sudamérica.ECMWF/Copernicus/Comisión Europea

El miércoles, Bolsonaro acusó a las ONG de provocar los incendios, pero no dio ninguna prueba de ello.

Al preguntarle sobre su acusación el jueves, dijo que no podía probar que las ONG estaban encendiendo el fuego, pero que eran "los sospechosos más probables".

Pero el gobierno brasileño se enfrenta a una creciente crítica internacional por su manejo de la crisis en el Amazonas.

Noruega y Alemania han suspendido la financiación de proyectos para frenar la deforestación en Brasil tras alarmarse por los cambios en la forma en que se seleccionaron los proyectos.

Cuando se le preguntó sobre la pérdida de fondos alemanes, Bolsonaro respondió que Brasil no los necesitaba.

El mes pasado, Bolsonaro acusó al director del INPE de mentir sobre la magnitud del problema, tras lo cual fue despedido.

"Estoy esperando el siguiente grupo de números, que no serán números inventados", dijo Bolsonaro a los periodistas.

Sin embargo, la fiabilidad del INPE ha sido defendida por instituciones científicas, entre ellas la Academia Brasileña de Ciencias.

Lee | Los incendios en el Amazonas aumentan un 82% en comparación con el mismo período de 2018

Lee | El humo de los incendios del Amazonas oscurece el cielo de Sao Paulo en plena tarde