Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La respuesta de Bruselas a Londres, en "The Brief from Brussels"

REUTERS/Simon Dawson
REUTERS/Simon Dawson
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La respuesta de Bruselas a Londres se resume en a tuit. El que ha enviado el negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier. En él dice que "la Unión Europea seguirá protegiendo los intereses de sus ciudadanos y de sus empresas, así como las condiciones para la paz y la estabilidad en la isla de Irlanda".

Pero Euronews ha querido recabar la opinión de los diferentes grupos de la Eurocámara.

Los riesgos de un Brexit duro

La maniobra del primer ministro británico, Boris Johnson, aumenta la posibilidad de que el Brexit concluya sin acuerdo, con los riesgos que eso implica. "El Brexit duro es malo para Europa y malo para Gran Bretaña. Boris Johnson es un político irresponsable que está causa daños a su país, y también a nuestra patria, Europa", afirma Sandor Ronai, eurodiputado húngaro del grupo Socialista.

No todos están preocupados

La bancada euroescépticas piensa que Londres debe disponder de margen para resolver el Brexit a su manera. "Creo que la Unión Europea debería comportarse de manera más pragmática, sin castigar a Reino Unido, pero en este momento su comportamiento es más ideológico", afirma Carlo Fidanza, eurodiputado italiano del grupo de los Conservadores.

Una salida inminente

La suspensión del Parlamento británico reduce drásticamente el tiempo para encontrar una solución. Desde las filas del grupo Popular, el eurodiputado español Esteban González Pons, excluye que se trate de una estrategia para obtener contrapartidas. "Creo que Boris Johnson está preparando a la política británica para un Brexit inminente sin acuerdo que dañará a los países de la Unión, pero sobre todo arruinará la política británica".

Pero tal vez quede una oportunidad. Boris Johnson asistirá a su primera cumbre europea el próximo 17 de octubre. Una cita que podría resultar clave.