Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Europa necesita más niños porque se ha convertido en un continente de "cunas vacías"

Europa necesita más niños porque se ha convertido en un continente de "cunas vacías"
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los países europeos necesitan más niños para asegurar su futuro. Europa se ha convertido en un continente de "cunas vacías" debido a la caída de las tasas de natalidad y a la falta de ayuda para los futuros padres. Es lo que afirma Viktor Orbán, primer ministro húngaro. La 'solución de la inmigración' y el 'argumento ecologista', sin sentido, de que la Tierra estaría mejor con menos nacimientos no son argumentos válidos para Orbán cuando se trata de la cuestión demográfica.

"Habremos ganado si logramos construir un sistema de apoyo familiar en el que a todos los que estén dispuestos a tener hijos se les garantice un mejor nivel de vida que el que les correspondería si no tuvieran hijos. Creo que ese es el punto de inflexión. De esta manera, tener un hijo contribuirá a una mayor calidad de vida", declara el primer ministro de Hungría.

Viktor Orbán ejerce de anfitrión en la Cumbre Demográfica que tiene lugar en Budapest. Una cita a la que han acudido varios jefes de Estado, líderes eclesiásticos, expertos y agentes económicos, entre otras personalidades. Uno de los primeros en tomar la palabra fue Andrej Babis. Para el primer ministro checo, los efectos del declive de la población en Europa podrían ser casi tan graves como los del cambio climático.

"Se puede reconocer como un estado equilibrado, bueno, aquél donde el número de la población crece pero este aumento no es debido a la inmigración de países extranjeros", declara Andrej Babis.

En el primer semestre de este año nacieron menos niños en Hungría que en el mismo período del año pasado. Algunos piensan que el Gobierno podría ayudar a poner fin al descenso de la población si creara más puestos de trabajo a tiempo parcial para aquellos que tienen hijos y deben conciliar el empleo con la vida familiar. En 2018, sólo el 6,2 % de las mujeres húngaras trabajaban a tiempo parcial o en empleos flexibles, lo que representa la segunda cifra más baja de la Unión Europea y casi una cuarta parte de la media de la UE.

"Aunque el Gobierno húngaro creó préstamos beneficiosos para quienes quieren formar una familia, el deseo de tener hijos no aumentó de forma significativa. Los críticos con el Gobierno consideran que el problema no se puede resolver sólo con medios financieros. Creen que las condiciones son más importantes; sobre todo, en lo que lo que respecta a las guarderías, la sanidad y la educación pública. Muchas mujeres tienen miedo de que cuando vuelvan a trabajar, no puedan encontrar un empleo flexible que les permita, además, cuidar de sus hijos", concluye Nora Shenouda, corresponsal de Euronews en Budapest.