Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Una huelga en Alitalia obliga a cancelar más de 200 vuelos

Una huelga en Alitalia obliga a cancelar más de 200 vuelos
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

El culebrón de Alitalia se enreda aún más. Una huelga de 24 horas de los pilotos y auxiliares de vuelo de la principal aerolínea de Italia obligó este miércoles a cancelar más de 200 vuelos, muchos de los cuales partían de sus principales aeropuertos. La empresa ha puesto en marcha un plan de urgencia alternativo con el que pretende dar servicio al 70% de los viajeros afectados, pero lo cierto es que este paro es una señal clara de los graves problemas por los que atraviesa la compañía.

Muchas opciones y poco tiempo

El rescate de Alitalia a manos de un grupo liderado por Ferrovie dello Stato se antoja complicado. La compañía nacional de ferrocarriles pretendía convertirse en la principal accionista en asociación con la estadounidense Delta y la italiana Atlantia. Pero los desacuerdos contractuales entre las partes dificultan el éxito de la operación, y la fecha límite fijada por el ministerio de Desarrollo Económico es el 15 de octubre.

Ahora, la nueva interesada es la alemana Lufthansa, que este martes enviaba una oferta formal de asociación, sustituyendo a Delta y prometiendo cerrar el acuerdo rápidamente y sin complicaciones.

Un agujero en el bolsillo del gobierno

El nuevo piloto al mando tendrá muchos problemas que resolver. Ahora mismo, la primera emergencia es la de gestionar cerca de 2500 despidos garantizando a su vez la continuidad del negocio. Y es que la liquidez podría agotarse en diciembre, en cuyo caso el gobierno debería intervenir con un nuevo préstamo de 200 millones de euros.

Según estimaciones de Mediobanca, el Estado ha gastado ya 8.700 millones de euros para mantener viva a la compañía aérea.Alitalia estaría perdiendo medio millón de euros al día.

En los últimos dos años, 36 aerolíneas se han declarado en quiebra. La eslovena Adria Airways suspendió sus operaciones el pasado dos de octubre, después de que el primer ministro dejara clara su negativa a ayudar con fondos públicos a la compañía.

Poco antes, la francesa Aigle Azur también echó el cierre, dejando en tierra a más de 13.000 pasajeros y haciendo inservibles otros miles de billetes ya comprados. También en septiembre, otra aerolínea francesa, XL Airways, que volaba en su mayoría a destinos francófonos del caribe, se declaraba en suspensión de pagos y suspendía la venta de billetes.

Los expertos vaticinan que en los próximos años varias compañías aéreas más también echarán el cierre.