Última hora

Humor y fantasía en la Ópera Estatal de Berlín

Humor y fantasía en la Ópera Estatal de Berlín
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

La Ópera Estatal de Berlín estrena "Las alegres comadres de Windsor". Esta ópera cómico-fantástica de Otto Nicolai está basada en la famosa obra de Shakespeare y cuenta la historia del vividor y don juan Falstaff. El papel lo interpreta por primera vez el bajo alemán René Pape y la orquesta la dirige Daniel Barenboim.

Estamos ante una ingeniosa comedia de infidelidad y desconfianza, basada en una famosa obra de Shakespeare, aunque esta vez tiene un toque de humor alemán. "Esta obra es parte del ADN de este país. Es puro humor alemán", cuenta Daniel Barenboim, a los mandos de la orquesta.

A lo que el bajo René Pape añade: "Sí, el humor alemán existe. Aunque digamos que tira un poco al estilo de Shakespeare, pero sí, también somos gente divertida (...) Nicolai. Ha entralazado referencias a otros trabajos y lo hace de forma desenfadada y alegre".

El compositor alemán dirigió el estreno mundial hace 170 años, en esta misma ópera. Dos meses después, moría a los 38 años. "Nicolai fue alguien muy importante. Nació en Alemania y trabajó mucho en Viena. De hecho fue quien fundó la Orquesta Filarmónica de esa ciudad", cuenta Barenboim.

Al igual que Verdi en su obra Falstaff, Otto Nicolai basa su ópera en la historia de un caballero gordo que no pasa por su mejor momento. Intenta seducir a dos mujeres que más tarde conspirarán contra él y le convertirán en el cornudo del pueblo de Windsor.

El director escénico, David Bösch habla del argumento. "Por un lado encontramos este idilio burgués iniciado por varias mujeres de Windsor. Lo único que hacen es matar el tiempo y empezar un juego con alguien que es totalmente diferente a ellas. Y por el otro está el mundo de Falstaff, que decide que quiere pasar su vida de forma diferente, lejos de toda burguesía”.

“Eso es lo que me gusta de este tipo, que por un lado es bastante patoso pero por otro es un tonto que genera simpatía. Intento interpretarlo de una forma en la que él mismo también se cuestiona su manera de ser”, dice René Pape.

Un mundo de fantasía

Nicolai definió su obra maestra como una ópera cómica fantástica. "La parte fantástica se materializa a través del coro que simboliza la Luna al final del tercer acto, al que se unen un elenco de elfos y mosquitos fantásticos", aclara René Pape. "Es un poco como un cuento de hadas".

"En el tercer acto se intenta que los diferentes mundos se desintegren repentinamente. La piscina permanece allí, pero de repente está rodeada de un paisaje vacío y los diferentes mundos se convierten en uno solo", finaliza Bösch.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.