Última hora
Acusaciones, armas y dinamita: qué está pasando en las protestas de Bolivia
Derechos de autor
REUTERS/Rodrigo Urzagasti

Acusaciones, armas y dinamita: qué está pasando en las protestas de Bolivia

Bolivia continúa su noveno día de protestas después de que las acusaciones de fraude en las elecciones del 20 de octubre sacudieran al país.

Desde el viernes pasado, la mayoría de las ciudades llamaron al paro cívico para demostrar su resistencia contra el Gobierno. Varios negocios, escuelas y carreteras alrededor del país se encuentran paralizados.

Este fin de semana el presidente Evo Morales llamó a sus seguidores a “cercar” las ciudades. “Si quieren paro, no hay problema, lo vamos a acompañar con cerco en las ciudades para hacernos respetar, a ver si aguantan", afirmó el mandatario.

Lee | Cronología | ¿Por qué los bolivianos ponen en duda la victoria electoral de Evo Morales?

Courtesy of Bolivian Presidency/Handout via REUTERS
El presidente Evo Morales durante una ceremonia en Sicaya, Cochabamba.Courtesy of Bolivian Presidency/Handout via REUTERS

Jornadas cada vez más violentas

Los movimientos sociales afines a su partido decidieron salir a desbloquear las calles. Esto ha provocado graves enfrentamientos entre los simpatizantes del presidente y sus opositores.

Este lunes, cientos de mineros llegaron a La Paz, sede del Gobierno, para despejar las manifestaciones. El mismo día, durante la celebración del mandatario, el dirigente de los trabajadores petroleros José Domingo Vásquez, señaló que, si en las próximas 48 horas no se levantaban los bloqueos en las ciudades, al menos 40.000 mineros llegarían a abrir paso “a punta de dinamita”.

El ejecutivo de la Confederación de Comunidades Interculturales de Bolivia, Henry Nina, también tuvo en cuenta el ultimátum. En una radio nacional, afirmó que si las actividades no vuelven a la normalidad en el mismo plazo cortarán “el agua que va hacia la ciudad de La Paz”.

En una Bolivia cada vez más polarizada, las multitudinarias protestas ya han dejado varios heridos. El saldo de este lunes fue de más de 30. Entre los heridos figuran varios por proyectiles de arma de fuego y uno se encuentra en estado grave.

REUTERS/Ueslei Marcelino
Enfrentamientos entre partidarios y opositores de Evo Morales se registraron en Santa Cruz de la Sierra.REUTERS/Ueslei Marcelino

El Gobierno también ha acusado a la oposición y a su líder Carlos Mesa de incentivar el odio y el racismo al "no respetar" el voto indígena. Es así que la tensión entre las áreas rurales y las urbanas ha ido en aumento. La oposición al contrario sostiene que las declaraciones del Gobierno no hacen más que dividir al país.

El Ejecutivo asegura que Mesa lleva a cabo una “campaña de agresiones”, y el vicepresidente citó como ejemplo la “quema de ánforas” o las urnas de votación. Después de las denuncias de fraude, se registraron asaltos a sedes regionales del órgano electoral.

Lee | ¿Ha sido Evo Morales realmente el presidente de los pueblos indígenas?

REUTERS/David Mercado
El vicepresidente Álvaro García Linera durante una conferencia de prensa en La Paz.REUTERS/David Mercado

Lee | Quién es Carlos Mesa, el candidato que podría derrotar a Evo Morales en una segunda vuelta

¿Hacia una auditoría?

Tras las denuncias de irregularidades por parte de la oposición y de la comunidad internacional, como de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea, el Gobierno ha afirmado que la auditoría prevista para revisar el proceso electoral está en proceso, y hasta invitó a su rival Carlos Mesa a participar en ella.

“¿Están dispuestos a reconocer que el resultado del Tribunal Supremo Electoral no es algo que se puede aceptar? Que no me hagan ninguna pregunta si es que no me responden esta pregunta”, contestó el expresidente a medios nacionales.

Lee | ¿Qué está en juego en las elecciones presidenciales de Bolivia?

Evo Morales sigue afirmando que ganó las elecciones en la primera vuelta gracias al voto rural. Este lunes, el vicepresidente Álvaro García Linera declaró que Evo Morales había ganado los comicios con una “mayoría abrumadora” sobre Mesa. Para que un candidato gane en la primera vuelta, debe obtener al menos el 51% de los sufragios o el 40% de los votos con una diferencia de 10 puntos con el segundo. El margen que salvó a Evo Morales de una segunda vuelta fue del 0,57%.

REUTERS/Danilo Balderrama
La policía dispersa protestas con gases lacrimógenos durante las protestas en Cochabamba.REUTERS/Danilo Balderrama

¿Segunda vuelta o anulación de las elecciones?

Estos últimos días, más y más personas se han pronunciado en contra de una segunda vuelta y a favor de la nulidad de las elecciones. Así lo ha hecho saber, por ejemplo, el Comité de Defensa de la Democracia (CONADE), exigiendo también que se conforme un nuevo Tribunal Electoral, “esta vez imparcial”. Denuncia que “no podría realizarse una segunda vuelta” solo para el presidente y vicepresidente y “legalizar la elección de legisladores”.

En La Paz, miles de ciudadanos se reunieron este lunes en defensa de su voto. Durante la protesta Carlos Mesa proclamó que irá “o a la cárcel o la presidencia del país”.

REUTERS/Manuel Claure
Carlos Mesa frente a sus seguidores durante un cabildo en La Paz, Bolivia.REUTERS/Manuel Claure
Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.