EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Piñera impone más mano dura y convoca al Consejo de Seguridad Nacional

Piñera impone más mano dura y convoca al Consejo de Seguridad Nacional
Derechos de autor REUTERS/Pablo Sanhueza
Derechos de autor REUTERS/Pablo Sanhueza
Por Carmen Menéndez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Sebastián Piñera impone más mano dura. El presidente chileno ha convocado al Consejo de Seguridad Nacional, que incluye a la plana mayor del Ejército, para restaurar el orden público. También ha impulsado una "ley antiencapuchados"

PUBLICIDAD

Sebastián Piñera ha optado una vez más por la mano dura para sofocar las protestas sociales y restaurar el orden público. Entre otras medidas, el presidente chileno ha convocado al Consejo de Seguridad Nacional, un órgano que data de 1980, en plena dictadura militar.

Este consejo sienta en la misma mesa a los autoridades del Estado y a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas. Convocarlo retrotrae al país a dolorosos tiempos pasados, como ocurrió en la primera semana de protestas cuando el Gobierno sacó al Ejército en las calles.

"En la Moneda he convocado a una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, donde están representados todos los poderes del Estado y donde también están representados otros poderes de las República, para poder recibir la colaboración y el compromiso de todos para que Chile pueda superar estas difíciles tres semanas", declaró Piñera. 

"Ley antiencapuchados" para castigar a quienes participen en disturbios cubriéndose el rostro

Sebastián Piñera ha tomado además otras medidas de seguridad, como impulsar una "ley antiencapuchados", como ha sido bautizada, para castigar con más dureza a quienes cometan desórdenes cubriéndose el rostro.

El ministro de Salud, increpado en un hospital

Pero más allá de los disturbios y los violentos choques, que han dejado al menos 20 muertos, el enfado de los chilenos por las desigualdades sociales es más profundo y extendido, como demuestra lo que ocurrió con el ministro de Salud en un hospital al que acudió a visitar a una persona herida en las protestas.

Jaime Mañalich fue duramente increpado por médicos y personal sanitario, que le reprocharon la falta de medios y recursos en los centros médicos. "Asesino con delantal" se podía leer en un cartel.

Para este viernes ha sido convocada una nueva manifestación que aspira a ser tan masiva como la que congregó el 25 de octubre a más de un millón de personas en Santiago de Chile.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los chilenos vuelven a echarse a las calles para protestar contra un proyecto de nueva Constitución

Chile, donde estudiar te cuesta la bolsa y te puede arruinar la vida

Muere Sebastián Piñera, expresidente de Chile, en un accidente de helicóptero