Última hora

La leyenda del árbol de Navidad: De los ritos paganos a la religión cristiana

La leyenda del árbol de Navidad: De los ritos paganos a la religión cristiana
Derechos de autor
REUTERS
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Varias leyendas se disputan el origen del tradicional árbol de Navidad, pero todo apunta a que esta costumbre data del siglo I d.C. cuando un evangelizador inglés llamado San Bonifacio viajó con un pequeño grupo de personas a Baja Sajonia.

La leyenda dice que, en esta tierra, se encontraba una comunidad pagana que realizaba un sacrificio humano al dios Thor. Se hacía alrededor de un roble considerado sagrado y al que se conocía como “Roble del Trueno”. El plan de San Bonifacio consistía en destruir el roble para poder salvar a la víctima del sacrificio. De esta manera, llegó a la aldea en la víspera de Navidad.

El evangelizador llevó a cabo su plan y decidió sustituir el roble por un abeto que simbolizaba el amor eterno de Dios. Manzanas, representando la tentación cristiana, y velas decoraban este árbol. Durante la Edad Media, esta costumbre se expandió y más tarde llegó a América.

Otra de las leyendas que circulan en torno al árbol de Navidad cuenta que el primero, tal y como se decora hoy en día, se hizo en la ciudad de Tallín -en Estonia- en el año 1441. Se dice que la plaza principal de la ciudad estaba decorada por un gran árbol. Un día, un comerciante de la zona y varias mujeres decidieron quemarlo. De aquí nació la tradición de iluminar los árboles de Navidad.

Sin embargo, son muchos los que aseguran que Alemania fue el país que albergó el primer árbol de Navidad en el año 1605. Los ciudadanos decidieron utilizarlo para decorar y ambientar las fiestas en el frío invierno.

Aunque el origen de esta tradición aún no está definido, de lo que no hay duda es que la costumbre se ha popularizado hasta convertirse en un elemento imprescindible de la Navidad. Lo que comenzó como un rito pagano relacionado con el culto a los árboles fue adoptado por los cristianos transformándolo en lo que hoy en día se conoce como árbol de Navidad.

El árbol de Navidad llega a España

En España el árbol llegó en 1870 y no ha parado de evolucionar hasta convertirse en la imagen que tenemos ahora, lleno de bolas, luces, cintas.

En realidad, la primera persona que comenzó la costumbre en el país fue una princesa rusa, llamada Sofía Troubetzkoy, que estuvo casada con un hermanastro de Napoleón. Una vez se quedó viuda, se casó con un aristócrata español, José Osorio, en 1869. Una vez instalada en su nuevo palacio, la princesa pidió que le trajesen un abeto decorado.

Lo que pocos conocen es el simbolismo detrás de cada uno de los elementos que decoran el árbol. Las bombillas, por ejemplo, simbolizan la luz del mundo. Antes este elemento se representaba mediante velas. Otro de las decoraciones que no suelen faltar es la herradura que simboliza la suerte, o la piña es un signo de unidad familiar y suele asociarse con la inmortalidad.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.