Abadía de San Benito o un lugar de peregrinación en busca de sosiego y meditación

Imagen de la Abadía de San Benito, en el monte Subasio, cerca de la ciudad italiana de Asís.
Imagen de la Abadía de San Benito, en el monte Subasio, cerca de la ciudad italiana de Asís. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Restaurada varias veces tras el terrible terremoto que asoló la zona central del país en 1997, actualmente la abadía está gestionada por monjas benedictinas, que han confiado su custodia a su único habitante.

PUBLICIDAD

Buscan quietud y meditación. Este es el principal motivo que lleva a monjes y eremitas, desde el siglo IX, a frecuentar la Abadía de San Benito, en el monte Subasio. Un centro religioso que está situado a pocos kilómetros de la ciudad de Asís, en el centro de Italia.

Restaurada varias veces tras el terrible terremoto que asoló la zona central del país en 1997, actualmente la abadía está gestionada por monjas benedictinas, que han confiado su custodia a su único habitante.

"Lo pensé durante un tiempo, porque no era una elección obvia, pero ese deseo me empujó a venir aquí. Eso es lo que debería empujar a cualquiera que quiera venir a pasar unos días conmigo aquí", declara Alberto Cisco, custodio de la Abadía de San Benito.

Imagen de las palabras de un salmo bíblico escrito en una piedra, en una de las paredes de la Abadía de San Benito.
Imagen de las palabras de un salmo bíblico escrito en una piedra, en una de las paredes de la Abadía de San Benito.Euronews

En busca de tranquilidad en el medio de la naturaleza en Italia

El deseo de paz y vida contemplativa es lo que mueve a cualquiera, creyente o no, que sienta la necesidad de aislarse, y pasar unos días en las estancias de la abadía en compañía de su guardián.

"Un lugar como este no tiene precio, y hay que preservarlo. Hay que mantener, en cierto modo, el silencio que reina aquí. En los últimos días he recibido muchas peticiones de gente que realmente quiere vivir la experiencia", añade Alberto Cisco.

"Vivir en paz y en silencio. Alberto ha convertido esto en un estilo de vida. Para otros, supone la oportunidad de escapar, por unos, días del caos y el ruido de la vida cotidiana, y quizás, encontrarse, en cierta medida, a sí mismos".

Imagen de una de las salas de la Abadía de San Benito, situada en el monte Subasio, cerca de Asís.
Imagen de una de las salas de la Abadía de San Benito, situada en el monte Subasio, cerca de Asís.Euronews

Dos amigos incondicionales que comparten su vida con el custodio de la abadía

Alberto vive en la abadía desde mediados de marzo, en compañía de dos fieles amigos, Birba y Spot. Animales que, junto con él, introducen a los visitantes en el espíritu del lugar.

"Creo que aquí es esencial acoger sobre todo a los que quieren venir a ver este lugar y esta arquitectura extraordinaria, pero también a los que quieren venir a disfrutar del silencio", señala el custodio de la Abadía de San Benito.

El silencio y la felicidad de los gestos sencillos en plena naturaleza, y a pocos kilómetros de Asís, una ciudad eternamente ligada a la Iglesia católica. Así se puede resumir, en palabras, lo que representa la Abadía de San Benito. Un lugar de peregrinación que descubre el periodista italiano de Euronews, Luca Palamara.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El papa pide paz y "respeto y protección" para todas las religiones en Irak

"House of One", tres religiones bajo un mismo techo

La leyenda del árbol de Navidad: De los ritos paganos a la religión cristiana