Última hora

Morir de frío en Bosnia

Morir de frío en Bosnia
Tamaño de texto Aa Aa

Se fueron de sus países huyendo de la guerra o del hambre, pero ahora corren el peligro de morir congelados: es la dramática situación de decenas de migrantes que cruzaron la ruta de los Balcanes y acabaron en un campamento improvisado en Vucjak, en el noroeste de Bosnia.

Pese a los llamamientos de representantes del Consejo de Europa y de Cruz Roja pidiendo la evacuación del campamento, las precarias instalaciones de Vucjak siguen abiertas, y la situación empeora a pasos agigantados.

Tisham Hadi, un migrante pakistaní de 21 años, explica que su tienda de campaña se ha derrumbado bajo el peso de la nieve y que está enfermo y no encuentra dónde dormir. "Por favor, ayúdenme, -pide- necesito ayuda".

La prioridad es intentar mantener el calor. Sin agua potable ni electricidad, el campamento era un vertedero antes de la llegada de los migrantes y un campo minado en la guerra de Bosnia de 1992-95.

Dragan Mektic, Ministro de Seguridad de Bosnia, ha confirmado que los migrantes serán reubicados, el problema es que sus nuevos alojamientos necesitan algunas modificaciones y no estarán listos hasta al menos otros 20 días.

Los antiguos cuarteles militares tampoco reúnen las condiciones básicas, sin contar con la hostilidad de los lugareós. Salih Hajdarevic, residente local, asegura que loscuarteles no son adecuados para los migrantes. "No hay infraestructura -señala- y además la gente se siente insegura con su llegada."

La UE ha vuelto a pedir el cierre inmediato del campo de Vucjak y ha recordado que destinó 10 millones de euros a la construcción de nuevos alojamientos para los migrantes. El principal temor ahora es que no lleguen a tiempo.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.