Última hora
This content is not available in your region

La venganza será "implacable", afirma el líder supremo de Irán

euronews_icons_loading
La venganza será "implacable", afirma el líder supremo de Irán
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha amenazado con "vengar" la muerte del general Soleimani y ha declarado luto nacional de tres días en el país.

"Una implacable venganza espera a los criminales que han llenado sus manos con su sangre y la de otros mártires", dijo Jamenei en farsi en su cuenta de Twitter.

El jefe de la diplomacia iraní, Mohamed Javad Zarif, también se ha sumado a las advertencias a Estados Unidos al asegurar que este ataque supone una "escalada extremadamente peligrosa e imprudente" y un "acto de terrorismo internacional" por parte de Estados Unidos.

"El acto de terrorismo internacional de EE.UU., apuntando y asesinando al general Soleimani -la fuerza más efectiva que lucha contra Daesh (ISIS), Al Nusrah y Al Qaeda - es una escalada extremadamente peligrosa e imprudente. Estados Unidos será responsable de todas las consecuencias de su malvada temeridad", afirma Zarif en un tuit.

Trump se limita a publicar en Twitter una bandera

Tan locuaz de costumbre en Twitter, Donald Trump se ha limitado esta vez, tras ordenar el ataque contra el general iraní, a publicar una bandera estadounidense, sin ningún otro comentario.

"Estados Unidos e Irán deberían resolver sus problemas fuera de Irak"

Entretanto, en Bagdad, donde tuvo lugar el ataque contra el general iraní, se sigue la evolución de las noticias con una mezcla confusa de sentimientos.

Los manifestantes antigubernamentales congregados en la plaza Tahrir no se ponen de acuerdo sobre las consecuencias que para ellos puede tener esta escalada entre Teherán y Washington.

"El asesinato de Soleimani y de Abu Mahdi al-Mohandes (jefe de una milicia chií iraquí) eliminará a los partidos corruptos que están destruyendo Irak", opina uno de ellos.

"Estados Unidos e Irán deberían resolver sus problemas fuera de Irak. No queremos que lo hagan aquí, porque eso no servirá a nuestra causa -discrepa otro-. En la plaza Tahrir, no celebramos la muerte de Soleimani ni de nadie porque eso a nostros no nos va a servir para nada nada".