Última hora
This content is not available in your region

Los peligros de la desertificación y el daño al suelo

euronews_icons_loading
Los peligros de la desertificación y el daño al suelo
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Uno de los aspectos del cambio climático que se escucha con menos frecuencia es el cambio que sufre el suelo. Sin embargo, es significativo. La desertificación es un peligro para un tercio de la superficie terrestre, y pone en riesgo el suministro de alimentos de 1.000 millones de personas.

La desertificación es un problema para todos los países mediterráneos de Europa, según los expertos. Y el problema no es su volumen. La meteoróloga Mónika Lakatos explica que "el efecto negativo del cambio climático se puede ver en la distribución extrema de la lluvia. Debido a una evaporación más fuerte, algunas regiones del planeta se volverán más áridas, mientras que otras se enfrentarán a un mayor riesgo de inundaciones".

En el Parque Nacional de Kiskunság, un estanque de agua abandonado es el recuerdo de lo que hace décadas fue un lago. El agua que cubría los medidores, daba sustento a los pescadores. Todavía permanece allí una de las antiguas cabañas con un bote esperando en las orillas secas. Los niveles de agua subterránea bajaron aquí seis metros en décadas. Y plantar árboles no es necesariamente una solución para salvar el suelo de esta región.

Zsolt Bakró-Nagy, responsable de la protección del clima en el Parque Nacional, asegura que "muchos estudios coinciden en que la plantación de árboles aumenta la evaporación, y eso reduce el nivel de agua subterránea. Y contribuye a la aridificación".

El cambio climático es un gran desafío para las plantas y los animales por igual. Los anfibios se despiertan más temprano de su hibernación debido a los inviernos suaves, y muchos de ellos no sobreviven hasta la primavera.

Esta compuerta antes pertenecía al lago Kondor, pero el cambio climático tiene algunas cosequencias que son menos visibles que un lago seco. Uno de los hábitats típicos de la región, el humedal de los montículos, casi ha desaparecido, y su fauna también.