Última hora
This content is not available in your region

Motoco, una residencia de artistas en la vanguardia de la reconversión cultural

euronews_icons_loading
Motoco, una residencia de artistas en la vanguardia de la reconversión cultural
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Arrancó como asociación en 2012 y quebró 4 años después, pero actualmente es una de las residencias de artistas más importantes del mundo. Situada en Mulhouse en una antigua fábrica textil, Motoco (abreviatura de "More to come"), ofrece a unos 140 creadores un lugar para vivir y trabajar de forma permanente y barata.

En estos 100.000 m2 de imponentes edificios de ladrillo rojo, los residentes comparten dos enormes pisos donde "cada uno tiene su propio taller", desde el más grande (250 m2) al más pequeño (10 m2), alquilado a un precio irrisorio: 1,83 euros por metro cuadrado al mes más 15 euros en tasas anuales.

El secreto de la resurrección fue convencer a empresarios locales para que invirtieran en el proyecto creando una sociedad anónima simplificada (SAS), "Motoco & Co" a principios de 2018. Para financiarse alquilan las dos salas vacías de la planta baja para eventos cuya decoración y la escenografía corre a cargo de los artistas.

Martine Zussy es la directora operativa de Motoco: "Hay canadienses y asiáticos que vienen a estudiar nuestro sistema. Ahora tenemos 140 artistas, que es bastante, así que estamos empezando a expandirnos mucho". "La dificultad que tenemos y la apuesta que hemos hecho -señala Zussy- es que esto dure y no sustituir mañana a estos artistas por Start Up, porque es lo que a menudo sucede en otros lugares."

Con alrededor de 100 eventos al año, Motoco está más que nunca a flote. Recientemente, un gigantesco baile de máscaras reunió a más de 300 personas. Y el libro de reservas está lleno hasta junio.

Para Pierre Fraenkel, artista visual y doble de películas, la fórmula ha cuajado: "Es una actividad económico-artística que ha despegado bien en todo el departamento, en toda la región, y que hace que la gente recurra a Motoco para sus eventos".

Jingfang Hao es china. Su obra se exhibe entre otros lugares en el Centro Pompidou de París, el Palais de Tokio y en la bienal de arte de Lyon: "Hay mucho espacio -señala- y es un lugar muy dinámico. Algo que rara vez se encuentra en otras ciudades de Francia".

En la vanguardia de la reconversión de zonas industriales en centros culturales, Motoco es un laboratorio de ideas que despierta curiosidad e interés dentro y fuera de Francia.