Última hora
This content is not available in your region

La patata gallega que enamora a los 'Parásitos' surcoreanos

La patata gallega que enamora a los 'Parásitos' surcoreanos
Derechos de autor
Patatas Bonilla
Tamaño de texto Aa Aa

¿Qué tienen en común un consumidor de la localidad gallega de Arteixo con otro residente en Seúl?. Unos diez mil kilómetros los separan, pero la cinta que ha hecho historia en los Oscar al ser la primera en lengua no inglesa en lograr la estatuilla a Mejor Película demuestra que, al menos en cuanto a gustos, existen similitudes. La sorpresa fue mayúscula cuando en Bonilla a la Vista, una empresa especializada en patatas fritas y churros, se percataron de que uno de sus productos estrella aparecía en ‘Parásitos’.

Instagram @Bonillaalavista

La noticia llegó poco después de que las redes sociales se hicieran eco cuando la historia dirigida por Bong Joon-ho llego a las pantallas españolas el pasado 25 de octubre. La repercusión fue tal que, según Diego Armando García, responsable de Márketing y Relaciones Públicas de Bonilla, “solo la demanda on-line ha aumentado entre un 100% y un 120%”, lo que también ha posibilitado “un aumento en las contrataciones de personal de un 12% en las últimas dos semanas”.

Los vínculos entre la fábrica española y Corea del Sur habían comenzado años antes. En 2016, una delegación de Farm Factory, empresa radicada en el país asiático, llego a España en busca de un producto de calidad. Las elegidas fueron las patatas fritas Bonilla. El éxito fue tal hubo que ampliar las instalaciones para poder atender la demanda. Para adquirir la primera remesa hubo que limitar las adquisiciones a dos latas por persona. Para García, la aceptación de su producto se debe “a la gran calidad de la patata y al uso posterior que se le da al envase”, un cilindro con capacidad para medio kilo de patatas fritas. Además, indica, “es difícil que un producto alimentario de este tipo se mantenga tanto tiempo en venta en un país extranjero”.

Corea del Sur, el segundo mejor cliente de Bonilla

De la producción total de 550 toneladas de patata frita al año, la firma gallega exporta unas 60 a una veintena de países. A Corea del Sur llega más del 60% de esta últimas, lo que convierte al país en el segundo consumidor, solo por detrás de Galicia, donde se consume “el 90% de la producción nacional”. Pero cada vez hay más interés desde países extranjeros. Australia ha sido el último con el que se han firmado contratos y hay negociaciones para ampliar la lista.

Hay algo más llamativo en la aparición de la lata de medio kilo de patatas Bonilla en ‘Parásitos’. Aparecen en dos secuencias, ambas cuando la familia que ocupa la casa empieza a consumir los productos de lujo ante la ausencia de los propietarios. Uno de ellos es el que se fabrica en Galicia. Mientras que en España el precio de esa lata es de 13 euros si se encarga por internet, en Corea del Sur, explica García “alcanza los 25 euros”, lo que lo convierte en una exquisitez. Entre los productores de la película y los responsables de la fábrica no ha existido ningún tipo de contacto, pero desde una pequeña localidad gallega insisten en que “nosotros también hemos ganado el Oscar”.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.