Última hora
This content is not available in your region

Lidiar con los residuos ilegales en Bulgaria

euronews_icons_loading
Lidiar con los residuos ilegales en Bulgaria
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Aquí, en el puerto de Varna en Bulgaria, en el oeste del Mar Negro hay un centenar de contenedores llenos de basura que esperan ser devueltos a Italia. Las autoridades búlgaras investigan la participación de la mafia calabresa, la Ndrangheta, en el envío ilegal de estos residuos.

"Estos muelles iban a ser solo un lugar de tránsito para estos contenedores que después serían distribuídos por todo el país hacia vertederos ilegales o directamente a la industria para ser incinerados".

La fiscalía de Varna está tomando drásticas medidas contra estos envíos de residuos ilegales.

"La basura que hay en esos contenedores no aparece en los documentos oficiales de aduanas.Según los papeles, solo hay plástico y caucho, pero en realidad también hay desechos de metal, madera o vidrio, lo que hace que sean residuos ilegales", explica Vladislava Panayotova, fiscal regional interina de Varna.

La incineración de estos desechos conlleva un riesgo de salud pública para la población local. Y es al mismo tiempo una fuente de negocio para el oligarca búlgaro Hristo Kovachki. Una investigación en curso ha detenido la incineración de varias toneladas de residuos ilegales que se acumulan en la planta de Bobov dol, a unos 70 km al sur de la capital Sofía.

Elsa Velichkova es la alcaldesa de Bobov dol:

"El problema principal que tenemos es la emisión de partículas finas cuando se incinera la basura. Son muy peligrosas para la salud de población. Los expertos dicen que tendremos un incremento en los casos de cáncer de aquí a cinco años si continuúan las actividades de incineración. Y eso es muy preocupante."

La planta de procesamiento de residuos más grande se encuentra en Sofía y otras 60 operan en todo el país. Como sus capacidades no están agotadas buscan clientes extranjeros para incrementar sus beneficios.

La autoridades concedieron permisos sin una evaluación del impacto ambiental. No está claro si estas instalaciones están adaptadas para quemar residuos en lugar de carbón. La planta de energía de Bobov dol no ha respondido a nuestras llamadas y el Ministerio de Medio ambiente se nieg a a dar explicaciones. Mientras, la incineración de residuos es un buen negocio para las fábricas y plantas de energía búlgaras...

"El contrato entre la ciudad de Sofía y las plantas de energía incluye condiciones. A las plantas se les paga por su incineración entre 10 y 40 euros por tonelada. El problema no es solo la importación basura, aquí también se incineran nuestros residuos", explica Danita Zarichinova, de la Asociación Amigos de la Tierra Búlgara.

Bulg aria es el país más pobre de la UE. En los últimos años ha desarrollado el sector de reciclaje de desechos y residuos plásticos. Un negocio que daña el medioambiente y la salud pública. Junto a los problemas de corrupción y despoblación, se añade este otro: Lidiar con las consecuencias de un negocio no muy brillante.

Un reportaje de Damian Vodenitcharov.