Última hora
This content is not available in your region

Los involucrados en el conflicto libio se comprometen en Múnich a cumplir con el embargo de armas

euronews_icons_loading
Los involucrados en el conflicto libio se comprometen en Múnich a cumplir con el embargo de armas
Derechos de autor  AP   -   MICHAEL DALDER
Tamaño de texto Aa Aa

Se pusieron todos de acuerdo en Berlín, pero ahora toca cumplir con esos acuerdos. Casi un mes después de los pactos alcanzados en la capital alemana,los principales actores de la conferencia sobre Libia se reunieron en Múnich para tratar de sellar el embargo de armas con el que todos se habían comprometido.

Y es que, a pesar de lo hablado en Berlín, la intromisión a modo de apoyo militar de muchos de estos países en el conflicto libio no ha cesado en las últimas semanas, por lo que el tan aireado proceso de paz ha quedado de momento en papel mojado.

Es por ello que en Múnich, y al margen de la Conferencia de Seguridad en la ciudad alemana, un total de 12 países (Argelia, China, Egipto, Francia, Alemania, Italia, Rusia, Turquía, Congo, Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido y EEUU), además de la Unión Europea y la Liga Árabe, lamentaron en un comunicado conjunto las violaciones al embargo de armas e insistieron en su intención de respetarlo y controlarlo.

Euronews

Lee: Acuerdo internacional sobre Libia sin presencia de los líderes libios.

La cita en la capital alemana fue convocada el pasado 19 de enero por Angela Merkel y el presidente ruso Vladímir Putin después de diez meses de ofensiva de las tropas de Halifa Hafter para hacerse con el control total del país, que han provocado más de 1500 muertos y 100.000 desplazados. Hafter cuenta con el apoyo económico y militar de Rusia, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, y el respaldo político de Francia y Estados Unidos. El Gobierno de Unidad Nacional liderado por Fayez Al Serraj, por su parte, está apoyado política y financieramente por la UE, la ONU, Italia y Catar, y recibe además apoyo militar de Turquía,

La reunión de este domingo en Múnich se saldó con una formación de un Comité Internacional de Seguimiento sobre Libia que volverá a reunirse el próximo mes, esta vez en Roma. El objetivo final no es otro que conseguir un alto el fuego total de una guerra que dura ya seis años y que es en realidad, más que civil, internacional.