Última hora
This content is not available in your region

La batalla presupuestaria de los países nórdicos, en "The Brief"

euronews_icons_loading
La batalla presupuestaria de los países nórdicos, en "The Brief"
Derechos de autor  Michael Probst - The Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

Los llaman los "Cuatro Frugales". Se trata de Austria, los Países Bajos, Suecia y Dinamarca

Son los cuatro mayores contribuyentes netos del presupuesto europeo. Y frente a la batalla que se avecina, defienden que las futuras contribuciones no deben superar e 1% de la Renta Nacional Bruta. Son los que han puesto el listón más bajo, en lo que se refiere a cuanto dinero debe aportar cada país.

El Brexit ha dejado un agujero en las arcas comunitarias. Y esto ha puesto a la UE ante una encrucijada: compensar la pérdida británica o reducir el gasto.

El campo de los frugales rechaza aumentar su aportación e insite en mantener el cheque que permite recuperar efectivo a los principales contribuyentes netos.

"El reembolso es una condición previa absoluta para Austria", explica Karoline Edtstadler, ministra para Asuntos Europeos de Austria. "El reembolso debe compensar la brecha entre nuestra mayor contribución financiera y el menor rendimiento. Porque Austria se ha convertido en el tercer contribuyente neto más grande. Tenemos que tratar de reducir esta brecha. Y por eso exigiemos un descuento sustancial para Austria".

Los frugales tienen un aliado tradicional: Alemania, la economía más grande de la UE. Pero esta vez, Berlín ha adoptado una postura intermedia. El gobierno de la canciller Angela Merkel podría estar dispuesto a pagar más del uno por ciento... Si, y sólo si, el nuevo plan presupuestario se centra en "políticas más modernas" como la economía digital y la lucha contra el cambio climático. Quiere cambiar las prioridades

"Si no obtenemos más fondos, no podremos enfrentar nuevos desafíos sin cortar en los campos tradicionales, en las políticas de Cohesión y Agrícolas", afirma Niclas Herbst, eurodiputado alemán del grupo Popular. "Necesitamos decidir: ¿queremos un presupuesto orientado hacia el futuro o queremos un presupuesto que simplemente siga haciendo lo mismo de siempre".

No se sabe, sin embargo, cuánto está dispuesta a pagar Alemania para impulsar estas nuevas políticas. Y este será un elemento clave de la negociación que mantendrán este jueves los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea. Se avecina una batalla larga y complicada.