Última hora
This content is not available in your region

Gentiloni: “Los objetivos fiscales no se pueden cambiar como quien cambia un vestido”

euronews_icons_loading
Gentiloni: “Los objetivos fiscales no se pueden cambiar como quien cambia un vestido”
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

¿Es tiempo de revisar y cambiar las normas europeas sobre impuestos y gasto? Hay muchos expertos, ministros de finanzas y funcionarios de la UE que piensan que el libro de reglas fiscales debería reescribirse.

Visitamos Alemania para ver por qué están bajo tanta presión para realizar más gasto público y le preguntamos al nuevo Comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, si es hora de vaciar el bolsillo.

Después de 10 años centrados en el gasto público, la cuestión es si demasiada austeridad podría amenazar el crecimiento. Guillaume Desjardins, visitó Alemania, uno de los países bajo presión para invertir más.

  • La situación alemana

De hecho, Alemania tiene un superávit presupuestario del 1,2% de su PIB, lo que significa unos 13.500 millones de euros de dinero de los impuestos no gastados y ese superávit durará al menos hasta 2021. Pero esta reserva de fondos ha sido acumulada a través de una política fiscal muy austera en los últimos años... demasiado austera, dicen algunos ahora.

Muchas voces, entre ellas el FMI y la Comisión Europea, han instado recientemente a Alemania a reducir su superávit e incentivar su economía.

Andrew Watt es economist del intituto Hans-Böckler-Stiftung: “No hay razón por la que un presupuesto de inversión de 1 o incluso 2% del PIB cada año no pueda financiarse mediante la emisión de deuda”. “Esta inversión ayudaría a algunos de los otros países europeos, porque algunas de las cosas que Alemania necesita serían, por supuesto, importadas”, concluye Watt.

Un ejemplo de esta falta de inversión en Alemania es el envejecimiento de la infraestructura ferroviaria. En 2019, varios informes advirtieron de "retrasos masivos en las reparaciones de infraestructura" y pidieron que se invirtieran 50.000 millones de euros en el sector.

“En realidad se trata de eliminar este retraso en la infraestructura”, explica Torsten Westphal, presidente del sindicato EVG (Trabajadores Alemanes de Ferrocarril y Transportes). “En términos concretos, esto significa que se supone que el número de pasajeros aumentará masivamente en los próximos años. Esto también requerirá una mayor expansión y una nueva construcción de la infraestructura, y lo mismo se aplica al transporte de mercancías. Allí también tiene que haber un cambio masivo”, concluye Westphal.

En respuesta a estos llamamientos a la inversión, el Gobierno alemán y la Deutsche Bahn acordaron gastar 86 mil millones de euros en los próximos 10 años para el mantenimiento de la infraestructura ferroviaria.

El sector ferroviario es sólo uno de los muchos que necesitan urgentemente inversiones públicas en Alemania. Pero estos 86.000 millones de euros son un primer paso que podría crear puestos de trabajo, desarrollar el trasiego ferroviario entre Alemania y sus socios comerciales e impulsar el crecimiento. Pero dada la emergencia ecológica, también podría tener el otro efecto secundario positivo de llevar a los viajeros de vuelta del avión al tren menos dependiente del carbono.

  • Entrevista a Paolo Gentiloni

El nuevo comisario de Economía, el ex primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni no nos oculta su intención de cambiar las cosas.

Euronews: Comisario, muchas gracias por estar con nosotros. Hay un debate abierto sobre las reformas necesarias en el libro de reglas fiscales. ¿Por qué hay tanta necesidad? ¿Qué es lo que realmente está en juego por el momento?

Paolo Gentiloni: Está claro que estas reglas fueron diseñadas en el momento mismo de la más peligrosa y dura crisis económica que Europa vivió después de la guerra. Así que ahora estamos en un momento diferente, venimos de seis años de crecimiento continuo, pero al mismo tiempo este crecimiento se está desacelerando. Por lo tanto, no estamos buscando una revolución, pero creo que las reglas deben adaptarse a este nuevo marco, y a esta nueva situación.

Euronews: ¿Significa aflojar los objetivos? ¿O son los objetivos fiscales en sí mismos los que están en tela de juicio?

Gentiloni: No, no creo que el resultado deba ser aflojar o discutir los objetivos fiscales. Por cierto, los objetivos fiscales están en nuestros tratados, el famoso 3% o 60% no es algo que puedas cambiar como si cambiaras un vestido. El punto es tener tres objetivos y metas diferentes. Uno es hacer que estas reglas sean más simples porque año tras año se vuelven más complejas. Segundo, debemos contribuir, por ejemplo, en el momento de bajo crecimiento como el que tenemos ahora, a una postura fiscal y una política fiscal más expansiva, y tercero, debemos fomentar la inversión.

Euronews: Por el momento sabemos que la Comisión de la UE tiene el derecho de obligar a algunos gobiernos a limitar el gasto, pero no puede hacer lo contrario. ¿Debería esto cambiar? ¿Está listo para convencer a los de línea dura de que cambien su posición al respecto?

Paolo Gentiloni: En un momento como este con un crecimiento muy bajo, incluso en algunos de estos países con un enorme espacio fiscal, es nuestra recomendación desde hace varios años por parte de la Comisión de que este espacio fiscal se utilice para la inversión. No es sólo para estos países, sino que el derrame de esta actitud pro-inversión sería experimentado por toda la Unión Europea.

"Creo que después del verano sacaremos conclusiones y haremos propuestas
Paolo Gentiloni
Comisario de Economía de la EU

Euronews: Entonces, ¿cree que todas estas inversiones ecológicas que se piden a los estados miembros deben ser excluidas de los procedimientos de déficit?

Paolo Gentiloni: Bueno, la exclusión es quizás una forma demasiado simple de describir a dónde vamos. Creo que vamos a revisar algunas cláusulas de nuestras normas, especialmente sobre la flexibilidad para facilitar la inversión.

Euronews: ¿Cuándo espera, siendo realistas, un acuerdo sobre eso?

Paolo Gentiloni: Creo que después del verano sacaremos conclusiones y haremos propuestas.

Euronews: Propuestas, así que crees que tendrás un compromiso entre los estados miembros para una decisión final.

Paolo Gentiloni: Sí. Sin salvar las diferencias, sin compromisos, no vamos a ninguna parte.

Gentiloni fue claro en cuanto a que se necesitan normas más simples para hacer frente a nuevos desafíos como el cambio climático o la necesidad de acelerar el crecimiento. Pero el mayor desafío sigue siendo el mismo: los diferentes puntos de vista de los estados miembros.