Última hora
This content is not available in your region

El coronavirus provoca una desbandada de erasmus españoles en Milán

El coronavirus provoca una desbandada de erasmus españoles en Milán
Derechos de autor  AP   -   Claudio Furlan/LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

Marta Muñoz (23 años), estudiante de arquitectura de erasmus en Milán, aterrizó ayer mismo en el aeropuerto de Barcelona. Vuelve a casa después de que saltasen todas las alarmas por los contagios de coronavirus en el norte de Italia.

El sábado se encontraba en Barcelona pasando unos días de vacaciones. Empezaron a publicarse en los medios de comunicación las primeras noticias sobre el brote de coronavirus. Ella tenía el vuelo de vuelta a Milán al día siguiente. No lo niega, se lo pensó dos veces antes de coger ese vuelo, pero decidió volver a la ciudad italiana.

Marta Muñoz en Milán

Tres días después y con el anuncio por parte de la universidad de la suspensión de las clases, Marta opta por volver a España. “Estaba sola ahí, mi círculo más cercano se había ido de Milán y además no teníamos clase. Todo el mundo me escribía desde España como si esto fuese el apocalipsis, mi familia estaba preocupada y me decían que regresase, así que me compré un billete de vuelta a Barcelona”, nos explica la estudiante.

Sobre el protocolo de seguridad, Marta cuenta que el sábado al entrar en Italia sí que les hicieron un control de temperatura, pero este mismo miércoles al salir no hubo ningún tipo de control. “Ahora todo es incertidumbre, la universidad nos envía emails todos los días para mantenernos informados sobre la situación. Están barajando la posibilidad de que continuemos en casa y hacer las clases online”.

Similar ha sido el caso de Raúl Villalba. Este estudiante de máster de ingeniería mecánica, que se encuentra matriculado en la universidad Politecnico di Milano, regresó a la ciudad italiana el sábado. Se habían acabado sus vacaciones y estaba listo para retomar las clases el lunes. Empezaron a aparecer los primeros casos de coronavirus y tan solo 24 horas después ya se había comprado un billete de vuelta a España.

En su caso fue a través de una compañía de autobuses low cost y coincide con Marta en que a los pasajeros no se les realizó control alguno de temperatura. Por el momento Raúl no tiene fecha de vuelta: “Creo que mínimo estaremos un mes sin clases presenciales, esa es la decisión que están pensando desde la universidad”.

Miles de erasmus españoles en Italia

El Ministerio de Universidades no tiene datos de cuántos alumnos españoles hay exactamente en las tres regiones del norte de Italia en alerta por coronavirus, pero la cifra asciende a centenares. Las últimas cifras oficiales son las del curso pasado (2017-2018) y señalan que 8.487 erasmus españoles se encontraban en Italia.

De vuelta en España, no han recibido recomendaciones, ni instrucciones por parte de las autoridades españolas o de las propias universidades. Ambos estudiantes se han puesto, por voluntad propia, en contacto con el servicio sanitario de su región.

Marta asegura que al llamar le informaron que el sistema estaba saturado y no le dieron respuesta a su consulta hasta el día siguiente. “Cuando me atendieron, no me dieron ninguna indicación, lo único que me dijeron es que si no tenía síntomas, no tenía que hacer nada”.

En el caso de su compañera de piso, una española que vive con ella en Milán, al presentar síntomas -entre ellos tos- sí que recogieron muestras para hacerle una prueba, pero aún no le han comunicado el resultado.

Raúl, por su parte, tenía dudas sobre ponerse en contacto con el servicio sanitario: “Yo quería llamar, pero a la vez pensaba: qué faena si ahora me ponen en cuarentena. Creía que existía la posibilidad de que me pusieran automáticamente en aislamiento, y al no saber en qué consistía, me daba miedo estar con gente infectada por coronavirus y acabar contagiado”.

El estudiante hace hincapié en que las autoridades sanitarias deberían dar más información para que la gente que vuelve de una zona declara en "riesgo” no tenga miedo a informar al servicio sanitario sobre su situación.

Desde el Ministerio de Sanidad aseguran que cada región es responsable de su propio protocolo contra el coronavirus. Las competencias sanitarias están cedidas a comunidad autónoma, es por esto que Sanidad solo se encarga de dar pautas y medidas preventivas. Además, el Ministerio no cuenta con información centralizada: “No sabemos ni siquiera el número de posibles casos infectados que puede haber en cada comunidad”.