Última hora
This content is not available in your region

El COVID-19 amarga al Inter de Milán el pase a octavos de la Liga Europa

euronews_icons_loading
El COVID-19 amarga al Inter de Milán el pase a octavos de la Liga Europa
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Caras largas en San Siro a pesar de la victoria del Inter de Milán sobre el Ludogorets Razgrad en la Liga Europa. Las medidas para contener la expansión del COVID-19 se interpusieron entre el estadio y el público, y el partido se jugó a puerta cerrada, por lo que muchos aficionados han acudido esta mañana a las instalaciones del club para que les devuelva el dinero de la entrada:

"Es la primera vez en 35 años, desde que empecé a ir al estadio con mi padre, que ocurre algo así", explicaba una aficionada.

Tampoco la prensa deportiva quedó exenta de estas medidas de excepción

Los comentaristas del diario deportivo Corriere dello Sport tuvieron que trabajar desde aquí porque también a ellos se les negó el acceso al estadio de San Siro. Según las autoridades, permitir que 250 periodistas entrasen en el recinto era demasiado arriesgado, especialmente si su prioridad es contener el virus. Por primera vez, Andrea Ramazzotti, del diario deportivo Corriere dello Sport, no pudo comentar el partido dentro del estadio:

"Cuando ves un partido desde el interior del estadio, captas todos los aspectos alrededor del campo, porque puedes verlo todo. Cuando lo ves en la televisión, tienes que aceptar los límites de la pantalla", lamenta.

Pero lejos de contrariarse, Andrea Ramazzoti entiende la decisión:

"Cuando se trata de la salud de la gente, de una epidemia como esta, es correcto que también los deportes se paren".

En medio de un ambiente mucho más frío que lo habitual, los jugadores del equipo búlgaro llegaron a San Siro en un autobús escoltado por la policía. A través de los cristales, se pudo ver que llevaban mascarillas protectoras durante el traslado. No fue así en el caso de los locales, tal vez para enviar un mensaje de tranquilidad a la población. Un grupo de hinchas irreductibles les recibió a las puertas de San Siro:

- "Queríamos ver llegar el autobús e incluso simbólicamente queríamos estar aquí".

- "Independientemente de la emergencia, siempre estaremos al lado de nuestro equipo"

- "Los efectos limitantes del coronavirus no pueden detener un partido y no pueden detener a los seguidores ni a nadie".

Club y afición viven con incertidumbre estos días de cuarentena y medidas excepcionales. Nadie sabe cuánto puede durar esta situación, por lo que la mayoría se resigna a esperar a que escampe el temporal.