Última hora
This content is not available in your region

Los empleos que se irán con el carbón suponen un reto para la agenda verde en Macedonia

euronews_icons_loading
Los empleos que se irán con el carbón suponen un reto para la agenda verde en Macedonia
Derechos de autor  Thanassis Stavrakis/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Durante más de 60 años, la economía griega ha funcionado con carbón. El combustible barato, abundante en Macedonia Occidental, proporcionó energía asequible a la nación y miles de empleos bien remunerados a la comunidad local. Pero en su búsqueda de una agenda verde, el nuevo gobierno griego decidió detener su uso en tres años.

El empleado de la Corporación de Energía Pública Giannis Ioannidis dice que "obviamente, la protección del medio ambiente y la energía verde son la modernidad. Estamos en la misma página. Más que nadie nos preocupamos por la salud de nuestras familias y nuestros hijos. Pero estamos en desacuerdo con la repentina decisión de cerrar. Acabará con todos los activos en los que hemos invertido".

En cada central eléctrica que se cierre, se perderán cientos de puestos de trabajo. Pero los efectos serán mucho más amplios. Un estudio muestra que por cada trabajo perdido en la industria de la generación de energía, al menos otros tres se verán afectados.

El gobernador de Macedonia Occidental cree que tres años no es suficiente para preparar un plan de contingencia para la región.

"Queremos que la industria energética local siga funcionando. Ya que el carbón será eliminado, podemos traer nuevas tecnologías de producción de energía. Tecnologías como las de energía renovable, tecnología solar fotovoltaica, paneles solares térmicos, hidrógeno y fuentes de energía geotérmica", explica el Gobernador de Macedonia Occidental, Georgios Kasapid.

"La Agenda Verde no son sólo palabras vacías, sino acciones concretas", según el Ministro de Energía, quien señala que, si es necesario, el Gobierno pedirá a la UE que ayude a apoyar a la comunidad local.

Kostis Hatzidakis asegura que "el plan maestro de la región proporcionará una planificación general para el día siguiente. Incluirá el sector de la energía, pero también los sectores de la agricultura orgánica alternativa, el agroturismo y -por qué no- la manufactura. Queremos asegurar lo que llamamos una Transición Justa. Entendemos que la gente de Macedonia Occidental nació y se crió con el carbón. Nuestro trabajo es explicarles que otro futuro es posible".

Alemania y Polonia mantendrán sus plantas de carbón en funcionamiento durante muchos años más. Es una opción que algunos griegos también quieren, para evitar que la zona se convierta en un pueblo fantasma.

"Aquí no hay campos para cultivar o criar ganado. Lo único que posee esta región es el carbón. Nada más. No hay ferrocarril, ni puerto. ¿Por qué invertiría aquí una gran empresa si falta la infraestructura básica?", dice Giannis Fakidis, empleado de la Corporación de Energía Pública.

La gente de Macedonia Occidental pide más tiempo para mantener esta parte de Grecia próspera y verde.