Última hora
This content is not available in your region

El COVID-19 puede con Schengen en la frontera entre Austria e Italia

euronews_icons_loading
El COVID-19 puede con Schengen en la frontera entre Austria e Italia
Derechos de autor  Kerstin Joensson/AP
Tamaño de texto Aa Aa

El tratado de Schengen, que establece la libre circulación de personas y mercancías dentro de la UE, ha saltado en mil pedazos en la frontera entre Austria e Italia. La policía austriaca controla el acceso a través de autopistas y carreteras para impedir que entren personas infectadas por el coronavirus, que este jueves se ha cobrado la primera víctima mortal en Austria.

"Este es un punto de control para las personas. Les tomamos la temperatura en la frente para ver si tienen fiebre. Si se considera normal pueden continuar el viaje", explicaba un funcionario del distrito austriaco de Villach.

Además, Austria exige un certificado médico a quienes lleguen a través de las fronteras con Italia. Quien no lo traiga consigo debe darse media vuelta. Los certificados tienen una validez de cuatro días:

"Me voy a casa, llamo a la compañía. No sé qué hacer", explicaba un joven comercial al que se le había negado el paso en la frontera.

Periodista: "¿Qué piensas de los controles?"

- "¡Son correctos! Porque si no, no sé cómo podríamos resolver el problema", opinaba un hombre al que acababan de tomar la temperatura.

- "Deberían cerrar las fronteras completamente, creo", opinaba una mujer italiana.

Periodista: "¿Quieres decir que los controles no son suficientes?".

- "No, tienen razón. Puedo estar sana ahora y tener fiebre por la tarde. No puedo saberlo. Tiene que haber un examen todos los días", sentenciaba.

Italia ha pedido a Bruselas que prohíba a Austria realizar estos controles indiscriminados que están bloqueando importantes rutas comerciales y también que levante la suspensión del tráfico ferroviario.

"El reglamento pretende mantener estos controles hasta el 3 de abril. Pero todo es muy rápido y sólo podemos pensar en el día a día, ya que las situaciones simplemente cambian a diario", explicaba a euronews Bernd Riepan, presidente de la administración del distrito de Villach (Austria).

"Austria sigue el ejemplo de China en la política de aislamiento y cierra sus fronteras con Italia. Al menos para aquellos que no lleven un certificado médico. Inicialmente esto había generado grandes atascos de tráfico. Pero ahora Italia ha reaccionado y limita el número de vehículos que se dirigen hacia Austria", concluía para euronews el periodista Johannes Pleschberger.