Última hora
This content is not available in your region

Aislamiento, muerte y desesperación: "Esto no es un juego", dice un joven italiano enfermo

euronews_icons_loading
Aislamiento, muerte y desesperación: "Esto no es un juego", dice un joven italiano enfermo
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

"Quédese en casa, quédese totalmente en casa y limite sus salidas a hacer la compra y a ir a la farmacia. Se realizarán controles policiales para verificar el cumplimiento de esta disposición". Con este mensaje desde sus vehículos, la policía italiana instaba a la población a respetar el confinamiento.

"No salgan de casa para evitar el contagio, para evitar la parálisis en los hospitales, las hospitalizaciones y especialmente en los centros de cuidados intensivos", insistían las autoridades.

El Primer Ministro de Italia, Giuseppe Conte, anunció: "ya no habrá una zona roja, ya no habrá una zona uno y una zona dos de la península, habrá Italia, una zona protegida".

No hice nada para combatir este virus que desafortunadamente entró en mi cuerpo y mientras tanto mató a la persona más querida de mi vida que era mi padre
Gianni Zampino
Paciente ingresado con coronavirus

Hacer de todo el país una llamada "zona roja" se considera la única medida que puede detener el Covid-19. Italia es ya el país con más casos en Europa y con el mayor número de infecciones fuera de Asia. Las calles están vacías y las ciudades más turísticas parecen pueblos fantasma.

Muchos fuera de Italia piensan que la pandemia sólo afecta a los ancianos. Gianni Zampino, de 41 años, acudió a los medios de comunicación para decirles que se equivocan. "No hice nada para combatir este virus que desafortunadamente entró en mi cuerpo y mientras tanto mató a la persona más querida de mi vida que era mi padre. Todo el mundo dice que este virus es una gripe normal. Puedo decirte que no es una gripe normal. Se mete dentro de ti, se apodera de ti y te agarra los pulmones".

Johns Hopkins University

El número de casos en todo el mundo es de más de 250.000. Estos puntos rojos en el mapa son principalmente abuelos, abuelas, madres y padres. Italia es el país más afectado en todo el mundo con más de 40.000 casos.

Lo más angustioso es ver a la gente morir lúcidamente en total soledad porque ya no podemos dejar entrar a nadie
Médico en Italia atendiendo a pacientes con coronavirus

Más de 3.000 han muerto a causa de la infección, y todavía se está extendiendo. El gobernador de Lombardía, Attilo Fontana, ha declarado que las medidas de confinamiento podrían ser más duras: "Desafortunadamente, los números de contagio no están disminuyendo, siguen siendo altos. Pronto no podremos dar una respuesta a los que están enfermos".

La región de Lombardía es la que tiene el mayor número de casos. En los últimos días se han registrado casi 1.500 nuevos casos diarios y alrededor de 300 muertes. Se espera que el pico se produzca en las próximas semanas.

Hospitales desbordados y médicos desprotegidos

Euronews habló con una médico que está en primera línea, luchando contra el coronavirus desde el principio. Pidió permanecer en el anonimato. "Nuestras unidades de cuidados intensivos están desbordadas. Ya no sabemos dónde alojar a los pacientes, pero seguimos creando nuevos lugares en cualquier área posible de nuestro hospital. Hemos cerrado los quirófanos rutinarios, sólo dos funcionan para emergencias y los otros han sido utilizados como salas de cuidados intensivos".

La doctora dice que "lo más angustioso es ver a la gente morir lúcidamente en total soledad porque ya no podemos dejar entrar a nadie, y por eso las últimas personas que ven en sus vidas somos nosotros".

Euronews
Las esquelas ocupan diez páginas del periódico en BérgamoEuronews

Bérgamo tiene el mayor número de víctimas, su sección de obituarios en el periódico local se extiende a 10 páginas. Los ataúdes están desbordando las instalaciones locales. Hay una lista de espera para los servicios funerarios a pesar de que el crematorio funciona las 24 horas del día. El ejército ha terminado llevando ataúdes a Módena y Bolonia.

"Estamos trabajando las 24 horas del día. Hemos pedido apoyo incluso a las funerarias de otras regiones, han llegado de Emilia Romagna, de Trento, para ayudar", explica el alcalde de Bergamo Giorgio Gori.

Esto no es un juego. Paso las noches con un respirador, no puedo dormir
Gianni Zampino
Jóven paciente ingresado con coronavirus

Mientras Lombardía está abrumada, los casos aumentan en las regiones cercanas de Piamonte y Véneto. Turín y Venecia están esperando el pico.

Marco Vergano, anestesiólogo del Hospital San Giovanni Bosco de Turín, asegura que "en Piamonte todavía no sabemos y comprenderemos esta semana si nuestro crecimiento también aumentará y se volverá exponencial como en Lombardía y por lo tanto si sólo tendremos un retraso de unos diez días, o si nos quedaremos con un crecimiento más bien lineal como en estos días en que los pacientes intubados aumentan en unos 15 o 20 por día".

Es como una guerra para los médicos. Cientos han sido infectados y cada vez más personas están muriendo. Algunos están trabajando sin guantes ya que las existencias son limitadas. "He visto actos de heroísmo en algunos colegas y he oído historias de personas que se niegan a someterse a un frotis porque no quieren saber si es bueno, porque quieren seguir trabajando con pacientes infectados y no quieren estar en cuarentena en casa", cuenta Vergano.

Zampino, paciente infectado, insiste en que el coronavirus "no es un juego". "Paso las noches con un respirador, no puedo dormir, mi vida se ha puesto patas arriba y desearía que nadie sintiera el sufrimiento que yo he sentido, porque esto parece una película de terror pero desafortunadamente no lo es", lamenta.

Gianni Zampino

Italia es el primer país de Europa en declarar la guerra al Coronavirus. Son las instituciones, los trabajadores sanitarios, y toda la población unida bajo un lema: "Lo lograremos".

Preguntado en Euronews por cómo se siente al ver el país tal como está, el exprimer ministro de Italia, Mario Monti dijo lo siguiente: "Sólo tenía dos años cuando terminó la segunda guerra mundial, y en mi vida he visto algo así. Pero la provisión de alternativas ha sido buena en todas partes. La enseñanza inteligente y a distancia, etc. muestra un grado de movilización de una sociedad inmóvil que es notable."

El Gobierno ha extendido la cuarentena hasta el 3 de abril, y los italianos se adaptan. "Después de la angustia, pasamos a un estado de reorganización. Me dije, vamos a vivirlo como una oportunidad para estar con los niños, hacer un mejor seguimiento de ellos", cuenta una mujer confinada en Génova.

Incluso en estas circunstancias, los italianos han encontrado la manera de levantar sus voces y enviar un mensaje de esperanza y resistencia al resto del mundo.