Última hora
This content is not available in your region

El espeluznante paseo por el hospital Severo Ochoa de Madrid

euronews_icons_loading
El espeluznante paseo por el hospital Severo Ochoa de Madrid
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Este es un paseo por el interior del hospital Severo Ochoa de Madrid que te hiela la sangre. Unas instalaciones completamente desbordadas, con enfermos de COVID-19 distribuidos por los pasillos, los más afortunados tumbados en camas, sillones o sillas. Y otros, aparentemente más jóvenes, tirados literalmente por el suelo sobre finas colchonetas.

"No me puedo creer que digan que tenemos material suficiente"

Luis Díaz Izquierdo, médico de urgencias de este centro, desmiente la versión oficial sobre la distribución de equipamiento y pruebas.

"Yo no me quiero meter en cuestiones políticas, que no vienen al caso, pero cuando oigo por televisión que hay material suficiente y nosotros mismos y compañeros del Ramón y Cajal con los que hemos hablado esta mañana se quejan de que no hay material suficiente, no puedo creer que salga ese famoso comité de crisis que están diciendo que tenemos de todo y no es cierto. Cuando salen diciendo que tenemos 300.000 test. Está muy bien tener 300.000 kits pero de qué sirve si no hay profesionales adecuados que puedan interpretarlos".

El miedo y cansancio de los profesionales

Otro especialista confiesa el miedo de los profesionales sanitarios no ya a contagiarse ellos mismos, sino a llevar el coronavirus a su familia. A lo que se suma el cansancio y la imposibilidad de tomarse algún día libre por las propias bajas de compañeros infectados. Sumado al impacto psicológico de informar a los familiares que no pueden acompañar a los suyos.

En la comunidad de Madrid, aademás de los pacientes ingresados que colapsan los centros, hay odecenas de miles con síntomas leves a los que no se les ha hecho la prueba que permanecen en sus casas y son tratados telefónicamente.

El Gobierno español admite ahora que no se están cumpliendo los plazos de entrega de material porque"es una guerra auténtica" la desatada en el mundo por hacerse con mascarillas, test y respiradores.