Última hora
This content is not available in your region

La biodiversidad en peligro frente al desarollo

euronews_icons_loading
La biodiversidad en peligro frente al desarollo
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La biodiversidad de los océanos está en un peligroso declive. Según la Unesco, si no se producen cambios significativos, más de la mitad de las especies marinas del mundo podrían estar al borde de la extinción a finales de este siglo.

En Creta, los biólogos marinos ven cambios dramáticos que probablemente se extiendan por todo el Mediterráneo.

Hacemos una incursión sólo para ver un fondo marino cada vez más estéril. Una especie de almeja protegida - La nacra - ha ido desapareciendo en los últimos dos años, debido a una enfermedad de rápida propagación combinada con la caza furtiva. La mitad de las copas de las algas, un hábitat para otras especies, han desaparecido, y las causas no están claras.

Los biólogos toman nota, monitoreando estos cambios.

Los investigadores están recogiendo datos para varios proyectos financiados por la UE con el objetivo de proteger y restaurar los ecosistemas marinos europeos.

Las cuevas submarinas de Creta son ricas en esponjas y corales. Adheridos a las rocas, estos animales no pueden escapar de las condiciones de estrés. Observando su salud, los científicos escriben un "historial clínico" de las comunidades marinas.

Algunas muestras se recogen para el análisis genético que muestra si la especie está prosperando o bajo amenaza, y revela los organismos que son demasiado pequeños para ser vistos.

Estos estudios europeos nos ayudarán a comprender mejor las causas del declive de la biodiversidad, que van desde la contaminación y la sobreexplotación de los recursos marinos hasta el calentamiento global.

Uno de los experimentos en los tanques de investigación del CretAquarium simula el cambio climático a largo plazo, demostrando cómo el agua más caliente y más ácida afecta a los caracoles marinos.

Las condiciones acidificadas hacen que las conchas sean más delgadas y más frágiles - malas noticias para los caracoles marinos que pueden convertirse en una presa más fácil para los depredadores a medida que el clima sigue cambiando. Los investigadores utilizan la tomografía microcomputada para visualizar y medir con precisión estos efectos.