Última hora
This content is not available in your region

La diplomacia de las mascarillas de China crea tensiones en Europa

euronews_icons_loading
La diplomacia de las mascarillas de China crea tensiones en Europa
Derechos de autor  Vincent Yu/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La llamada "diplomacia de las mascarillas" ha puesto de nuevo el foco en las relaciones entre China y la Unión Europea.

El envío de material médico ha sido interpretado como una sutil forma de propaganda para mantener vivos los lazos comerciales en plena carrera comercial por el 5G.

Pero también ha creado tensiones entre algunos Estados miembros. En Italia se ha llegado a decir que China ha sido más generosa que la Unión Europea.

La Comisión ha salido al paso de estas acusaciones. "Recordemos que China solicitó ayuda a Europa y que respondimos enviando más de 50 toneladas de equipamiento por valor de 100 millones de euros. Ahora que Europa se ha convertido en el epicentro, China nos esta ayudando", ha explicado Thierry Breton, comisario europeo para el Mercado Interior. "Y también hay que señalar que Francia y Alemania han proporcionado más máscarillas a Italia que China. La solidaridad europea está muy presente".

Otro foco de tensión ha surgido en torno al origen del brote, teóricamente localizado en un mercado chino. Un grupo de eurodiputados ha pedido más rigor y más controles, en vista del acuerdo de inversión que la Unión Europa y China tienen previsto firmar antes de que finalice el año.

"No podemos comprometernos con un sistema comercial que pone en riesgo la vida de los chinos y de todos los demás", afirma Francisco Guerreiro, eurodiputado portugués del grupo de Los Verdes. "Deberíamos adoptar una postura dura en las negociaciones para conducir a este país, de manera constructiva, a adoptar medidas de control sanitario."

También Estados Unidos y China se han enzarzado en un cruce de acusaciones. El presidente Donald Trump habla del "virus chino", y desde en Pekin se habla de un virus de laboratorio estadounidense.

Para el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, no es el momento de echarse la culpa los unos a los otros. Considera que la UE debe ser "un factor unificador" capaz de "promover esfuerzos conjuntos con ambos países para abordar la pandemia y sus consecuencias".

También los expertos apuestan por aparcar la guerra de propaganda. Argumentan que el comercio internacional será clave para combatir la inminente crisis económica. "¿Cómo vamos a reconstruir las economías devastadas?, ¿cómo vamos a hacer que la gente recupere su trabajo?, ¿cómo vamos a crear esos trabajos?, se pregunta Shada Islam, del think tank Friends of Europe. "Eso requerirá trabajar juntos, evitar el proteccionismo, mantener un comercio libre y abierto y asegurar las inversiones en las economías de los demás".

Hace siete años que la Unión Europea y China tratan estrechar relaciones, pero no hace tanto la tensión salió a flote cuando la Comisión precedente tachó a China de “rival sistémico”.