Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: nuevo estímulo económico de Italia y más test en España y Francia

euronews_icons_loading
COVID-19: nuevo estímulo económico de Italia y más test en España y Francia
Derechos de autor  Andrew Medichini/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Pese a que los números todavía son vacilantes, Italia empieza a pensar en la fase postconfinamiento.

Con más de 16.500 fallecidos y más de 93.000 positivos, la lucha está lejos de terminar.

Los 3,7 millones de habitantes de la Toscana están recibiendo mascarillas, tras ser el último territorio en declarar obligatorio su uso.

Pero además de la salud, se piensa en la economía. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha anunciado un nuevo programa de estímulo. Se inyectarán hasta 400.000 millones de euros en negocios dañados por la pandemia. Eso se suma a los 340.000 millones de euros en préstamos respaldados por el Gobierno, prometidos el mes pasado.

"La verdad es que cuando defiendes a tu país no haces cálculos. Estoy convencido, y lo digo con toda la prudencia que me caracteriza, de que la Historia está con nosotros y, al final, veremos qué camino tomará la Historia", ha declarado Giuseppe Conte, primer ministro de Italia.

España apuesta por la detección precoz

España, el país con más muertos por millón de habitantes y con las medidas de confinamiento más duras de Europa, apuesta ahora por la detección precoz. Este fin de semana, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció una segunda prolongación del estado de alarma, al menos hasta el 26 de abril.

Miles de policías han sido desplegados por las carreteras españolas para evitar desplazamientos innecesarios.

La inmigración ilegal ha sufrido un parón pero no se ha detenido. En el enclave de Melilla, en el norte de África, más de 50 migrantes lograron saltar la valla que separa España de Marruecos.

Francia multiplica los test

En Francia, las cifras siguen creciendo. El ministro de Sanidad ha anunciado una "operación a gran escala" para evaluar el contagio entre los trabajadores sanitarios y los ancianos que se encuentran en residencias.