Última hora
This content is not available in your region

Las patatas fritas belgas también sufren por el confinamiento

euronews_icons_loading
Las patatas fritas belgas también sufren por el confinamiento
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Bélgica es famosa por sus patatas fritas. Pero el sector está sufriendo a causa del coronavirus.

Fallan los clientes, que permanecen confinados, y los puestos donde se venden han tenido que cerrar. Tampoco es un buen momento para las exportaciones.

Lo que ha llevado al sector a reclama ayudas. “Esta es la primera vez que el sector de las patatas solicita el apoyo al gobierno”, explica Romain Cools, Secretario General de Belgapom. “Estamos pasando muchas dificultades porque en el marco de la estructura legal europea y de las herramientas para ayudar a los agricultores en situaciones de crisis, las patatas no están contempladas. No se mencionan en ninguna parte. Por eso estamos buscando una salida, también para los agricultores".

El 90% de las patatas belgas se destinan a la exportación. Pero con las restricciones en el transporte y los restaurantes cerrados en todo el mundo, la cadena de suministro de alimentos se ha visto interrumpida. Montones de patatas están ahora confinadas en las granjas.

Pero no todo es pesimismo. “Algunas personas nos piden que, cuando acabe el coronavirus, celebremos un gran festival nacional dedicado a las patatas fritas belgas. ¡Para disfrutar y celebrar el final de la crisis!”, añade Cools.

La Comisión Europea dice que por el momento no existe un programa específico para ayudar al sector.