Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido registra 823 fallecimientos por COVID-19, en total son 17.337

euronews_icons_loading
Reino Unido registra 823 fallecimientos por COVID-19, en total son 17.337
Derechos de autor  Matt Dunham/Copyright 2020 The Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

El Departamento de Salud y Seguridad Social ha publicado la cifra de fallecimientos en hospitales del Reino Unido en las últimas 24 horas que se eleva a 823, lo que suma un total de 17.337 muertes por COVID-19 en el país.

Las autoridades sanitarias han llevado a cabo 18.206 test en 24 horas y han detectado 4.301 nuevos casos confirmados de la enfermedad, de la que ya han sido infectadas 129.044 personas en el Reino Unido desde que comenzó la pandemia.

El número de muertes por COVID-19 registradas en hospitales del Reino Unido aumentó este martes en 823 respecto a ayer lunes, hasta un total de 17.337 fallecidos, informó el Ministerio de Sanidad.

Las autoridades sanitarias han llevado a cabo 18.206 test en 24 horas y han detectado 4.301 nuevos casos confirmados de la enfermedad, de la que ya han sido infectadas 129.044 personas en el Reino Unido desde que comenzó la pandemia.

El Parlamento británico reanudó este martes sus sesiones con la aprobación de medidas que le permitirán reunirse por videoconferencia al menos hasta el 12 de mayo, mientras duren las restricciones impuestas en el Reino Unido para combatir el nuevo coronavirus.

En esa fecha, el Gobierno conservador del primer ministro, Boris Johnson, que sigue convaleciente de la COVID-19, decidirá si las normas de distanciamiento social introducidas para evitar la propagación del virus se prorrogan o pueden ser eliminadas paulatinamente.

Tanto la Cámara de los Comunes como la de los Lores (no electa), suspendidas desde el pasado 25 de marzo, funcionarán temporalmente a distancia, si bien un número mínimo de parlamentarios podrá acudir a las Casas del Parlamento en Westminster (centro de Londres), respetando la distancia de seguridad.

Algunos diputados se personaron hoy en los Comunes para aprobar una moción con los cambios de funcionamiento y tecnológicos, cuya implementación costará unas 370.000 libras mensuales (420.000 euros), de acuerdo con los datos oficiales difundidos.

Según las nuevas disposiciones, a partir del miércoles el presidente de la cámara baja, Lindsey Hoyle, y unos 50 diputados podrán asistir a las sesiones en persona, mientras que otros 120 parlamentarios podrán intervenir desde sus casas mediante la aplicación Zoom por pantallas instaladas en la sala.

Hoyle dijo que, si la técnica funciona, en el futuro podría intentarse que todos los diputados de los Comunes, hasta 650, se unan a las sesiones virtualmente, en un momento "histórico" para la institución, señaló.

Indicó que se trabaja aún en el desarrollo de un sistema para la votación a distancia, necesario para que pueda promulgarse legislación.

En esta fase inicial, Westminster operará solo de lunes a miércoles y únicamente para debates, anuncios gubernamentales o preguntas a ministros, explicó Hoyle.

Este Parlamento "híbrido" o "en cuarentena" se estrenará mañana miércoles con la sesión semanal de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes, que, en ausencia de Johnson, encabezará el titular de Exteriores, Dominic Raab.

Debutará también en este acto el nuevo líder laborista, Keir Starmer, elegido el 4 de abril en sustitución del socialista Jeremy Corbyn y que ha adelantado que exigirá al Ejecutivo que informe de su estrategia para levantar las restricciones y gestionar la pandemia a largo plazo.

La reanudación del Parlamento británico se produce cuando el Gobierno afronta crecientes críticas por su aparente lentitud al abordar el avance del virus y la falta de equipamiento protector en el sector sanitario, así como por la ausencia de Johnson (antes de caer enfermo) en al menos cinco reuniones sobre la COVID-19.