Última hora
This content is not available in your region

El pequeño comercio retoma la actividad en Grecia con optimismo y mucha cautela

euronews_icons_loading
El pequeño comercio retoma la actividad en Grecia con optimismo y mucha cautela
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Casi un mes y medio sin peluquería ha sido demasiado tiempo. En una de ellas, en el centro de Atenas, el teléfono no ha dejado de sonar desde la semana pasada y la agenda está completa para varios días. El local ha vuelto a abrir sus puertas con unas estrictas medidas de seguridad para tratar de evitar la propagación del coronavirus. Restricciones que los clientes aceptan de buen grado. La incertidumbre y el miedo empiezan a ser reeemplazados por un cauteloso optimismo en otros comercios minoristas, que también han retomado la actividad.

"Queremos ser optimistas con respecto al futuro. Nuestra empresa tiene un siglo de antigüedad y hemos pasado por situaciones complicadas, como la crisis financiera. Realmente queremos conservar el optimismo. Ya veremos qué ocurre", declara Nikos Aggelou, gerente de una óptica.

Grecia parece haber cambiado el rumbo en el aspecto sanitario y, ahora, quiere hacerlo en el económico. La vuelta a la normalidad es complicada para algunos pequeños comercios que no venden sus artículos en internet y cuya forma de negocio es la antítesis del distanciamiento social.

"Flexibilizar parcialmente las restricciones tiene como objetivo volver a la normalidad. Pero el término no significa lo mismo para todos. Las librerías independientes, por ejemplo, se enfrentan a retos completamente diferentes a los de las grandes tiendas dedicadas a la venta de libros", afirma Panos Kitsikopoulos, corresponsal de Euronews en Atenas.

"Realmente nos enfrentamos a numerosos desafíos. Las pequeñas librerías no son, solamente, espacios comerciales. No son, únicamente, lugares en los que eliges un libro, lo pagas y te vas. Son lugares que hacen exactamente lo opuesto al distanciamiento social. Luchan por construir pequeñas comunidades. Pero hacer esto a través de internet es imposible. Esto sólo es posible si los miembros de esas comunidades se conocen y, en el futuro, esto no volverá a ocurrir. Todas esas personas que poseen pequeñas tiendas de entre 100 y 120 metros cuadrados de superficie, tendrán dificultades para adaptarse a esta nueva forma de negocio", señala Areti Georgili, propietaria de una librería.

El tráfico en el centro de Atenas, este lunes, era más denso que en los últimos días pero no había tantos vehículos en las calles como en la época anterior al coronavirus. Las colas son frecuentes en torno a muchas tiendas que han retomado la actividad. En el transporte público no hay tantos viajeros como antes y todos mantienen las distancias y llevan mascarillas. Medidas que permanecerán hasta que desaparezca el riesgo asociado al virus.