Última hora
This content is not available in your region

La desescalada a diferentes velocidades aumenta las tensiones entre países de la UE

euronews_icons_loading
La desescalada a diferentes velocidades aumenta las tensiones entre países de la UE
Derechos de autor  Ian Langsdon, Pool via AP
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido impone una cuarentena de 14 días para todas las personas que entren en el país a partir del 8 de junio. Una medida que no hará excepciones entre nacionalidades, como anteriormente lo había informado el primer ministro Boris Johnson con el caso de los viajeros franceses.

La secretaria del Estado para el ministerio Del Interior, Priti Patel, aseguró que la decisión intenta evitar un repunte de los contagios debido a posibles casos importados durante el verano.

"Ahora que hemos pasado el pico de este virus, debemos tomar medidas para evitar que los casos importados provoquen un resurgimiento de esta enfermedad mortal. Y a medida que la tasa de transmisión en Reino Unido disminuye y el número de viajeros que llegan al país comenzará a aumentar, los casos importados podrían representar una gran amenaza", dijo la funcionaria británica que además indicó que saltarse la cuarentena tendrá sanciones económicas.

Francia responde a la decisión de Reino Unido

Francia anunció este viernes que impondrá una cuarentena de 14 días a todos los viajeros procedentes del Reino unido, en reciprocidad por la decisión de Londres de tomar esa medida en su lucha contra la COVID-19.

"Lamentamos la decisión británica. Francia está lista para poner en marcha una medida de reciprocidad cuando el dispositivo entrará en vigor del lado británico", indicó el Ministerio del Interior galo a medios locales.

De esta forma, París toma la misma medida que adoptó con España cuando Madrid anunció que todo viajero que entrara en el país debería respetar 14 días de cuarentena.

El Gobierno británico anunció este viernes la imposición de esa cuarentena a partir del 8 de junio para tratar de evitar nuevos brotes de coronavirus procedentes del extranjero.

El presidente francés, Emmanuel Macron, criticó el pasado lunes la imposición de estas medidas unilaterales y expresó sus dudas sobre que sea "la medida más eficaz ni más realista".

Madrid y Barcelona en "Fase 1"

La región de Madrid y Barcelona y su área metropolitana se sumarán el próximo lunes al plan de desconfinamiento progresivo elaborado por el Gobierno español para el regreso del país a la normalidad tras la pandemia de coronavirus, después de dos semanas esperando la aprobación de las autoridades sanitarias.

Los dos territorios, los más golpeados por la enfermedad durante estos meses, y Castilla y León, región limítrofe con Madrid, pasarán ese día a la llamada fase 1, después de haber quedado rezagados quince días con respecto a otras zonas del país.

El lunes "toda España estará ya como mínimo en fase 1", afirmó este viernes en rueda de prensa el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien insistió en que "cada paso" que se da "debe ser un paso seguro" para no retroceder en la lucha contra la pandemia.

Madrid, Barcelona y Castilla y León se añaden a otros territorios que pasaron a esta fase 1 durante la pasada semana. En total, suponen unos 25 millones de habitantes, el 53 % de la población española.

El resto de regiones, que suman unos 22 millones de personas y representan el 47 % de la población, pasarán desde el próximo lunes a la fase 2, que permite una mayor actividad económica y social.

El turismo portugués sin distinción

Por su parte, Portugal recibirá con los brazos abiertos a los turistas, así lo expresó el ministro de Asuntos Exteriores Augusto Santos Silva.

Los aeropuertos de Lisboa y Oporto comienzan poco a poco a retomar sus actividades con un nuevo protocolo sanitario.

El país continúa retomando el pulso en medio de su desescalada que se encuentra ya en la segunda de las tres fases previstas que incluye actualmente la posibilidad de ir a la playa, aunque guardando distancias de seguridad.