Última hora
This content is not available in your region

Cummings se niega a dimitir: "en todas las circunstancias me comporté razonable y legalmente"

euronews_icons_loading
Cummings se niega a dimitir: "en todas las circunstancias me comporté razonable y legalmente"
Derechos de autor  Jonathan Brady/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Bajo presión para dimitir y blanco de las críticas para algunos, pero el principal ayudante de Boris Johnson se niega a renunciar y dice que no se arrepiente de haber recorrido Inglaterra con su esposa e hijo cuando el país estaba bajo estricto confinamiento.

Dominic Cummings dio una explicación detallada en una conferencia de prensa casi inaudita para un asesor no electo con la esperanza de que diluyera la controversia.

"En esta situación tan compleja traté de ejercer mi juicio lo mejor que pude. Creo que en todas las circunstancias me comporté razonable y legalmente, equilibrando la seguridad de mi familia y la situación extrema del Gobierno y el interés público en un Gobierno efectivo al que pudiera contribuir", defiende el asesor principal del Primer Ministro Boris Johnson.

Boris Johnson, cuya propia autoridad es cuestionada por los críticos que dicen que su manejo de la pandemia está siendo desvirutuado, se mantiene fiel a Cummings. "No creo que nadie en el Número 10 haya hecho nada para socavar nuestro mensaje. Lo que queremos dejar absolutamente claro al público es que la única manera de resolver este problema es si nos mantenemos alerta, seguimos las directrices, controlamos el virus y salvamos vidas", ha dicho el Primer Ministro de Reino Unido.

Los miembros del gabinete Dominic Raab y Michael Gove han mostrado su apoyo diciendo que Cummings siguió las normas aplicables a su familia y que algunas acusaciones eran falsas.

Ambos coinciden en que el asesor no ha hecho nada malo.

Cummings ha sido acusado de burlar las restricciones del confinamiento conduciendo 400 kilómetros hacia el norte para que su familia pudiera cuidar de su hijo de 4 años si él, como su esposa, hubiera enfermado.

Sus críticos, entre ellos 20 diputados conservadores, piden que sea despedido. Cummings dice que eso depende del Primer Ministro.