Última hora
This content is not available in your region

Malestar policial por las condiciones de acogida de migrantes en las Islas Canarias

euronews_icons_loading
Policías nacionales reciben a un grupo de migrantes en una playa de Gran Canaria
Policías nacionales reciben a un grupo de migrantes en una playa de Gran Canaria   -   Derechos de autor  RTVE
Tamaño de texto Aa Aa

El sueño europeo no entiende de pandemias, por mucho que estás compliquen su realización. Lo demuestra el goteo constante de migrantes clandestinos africanos que arriban a las Islas Canarias y las tensiones que está generando su acogida. El martes 86 personas (un tercio podrían ser menores de edad) llegaron en dos embarcaciones de madera a distintos puntos de la isla española de Gran Canaria. Más de mil lo han hecho en los últimos dos meses, durante el confinamiento y el estado de alarma. Tres de ellas dieron positivo en las pruebas para detectar la COVID-19.

Aunque todos los recién llegados son sometidos a dos semanas de cuarentena, el quién los recibe en primer lugar y en qué condiciones es motivo de discordia. Algunos agentes han tenido que prestar atención a los migrantes sin que se supiera aún si eran o no portadores del virus, lo que provocado un gran malestar dentro del Cuerpo de la Policía Nacional:

"La gestión es un desastre y no descartamos tomar acciones legales para preservar, en primer lugar, la salud de los policías y, en segundo lugar, la salud pública en general", explica Pablo Moscoso, del sindicato JUPOL.

Las ONG también exigen que se establezca un protocolo claro de actuación:

"Hay un poco de miedo por la situación y, al final, todos intentan que alguien más se ocupe de los inmigrantes", comenta Antonio Rico, Presidente de Cruz Roja Española en Canarias.

Las autoridades recomiendan que la cuarentena se cumpla en las entidades de acogida, pero no siempre es fácil encontrar un lugar para ellos.