Última hora
This content is not available in your region

Negociación contrarreloj entre la Unión Europea y el Reino Unido

euronews_icons_loading
European Union chief Brexit negotiator Michel Barnier and British Prime Minister's Europe adviser David Frost during the start of the first round of post -Brexit.
European Union chief Brexit negotiator Michel Barnier and British Prime Minister's Europe adviser David Frost during the start of the first round of post -Brexit.   -   Derechos de autor  Olivier Hoslet/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Tras varias semanas en punto muerto, la Unión Europea y el Reino Unido han retomado las conversaciones acerca de la era pos-Brexit. Una negociación contrarreloj en la que ambas partes tienen hasta finales de junio para decidir si necesitan prolongar el diálogo más allá de este año. Michel Barnier insta a Boris Johnson a cumplir con sus promesas en relación a la salida del Reino Unido de la UE. El negociador comunitario para el Brexit ha advertido al primer ministro británico de que, en caso contrario, se enfrenta a una desconexión definitiva de la Unión Europea, sin acuerdo. La pandemia de coronavirus y la crisis económica que han tenido que afrontar los Gobiernos han dificultado las conversaciones.

"Mientras el Reino Unido podría salir de una recesión inducida por un virus, tal vez se encontrase con una nueva serie de problemas provocados por no haber logrado un acuerdo con la UE en materia de comercio. Por tanto, eso podría dar lugar a la interrupción de la cadena de suministros. Los problemas que hemos visto sobre el agotamiento de las existencias en los supermercados y todo lo demás... no dan buena imagen de un Gobierno que trata de representarse a sí mismo como un Ejecutivo que proporciona a la gente una visión positiva del futuro", declara Simon Usherwood, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Surrey.

Los británicos no tienen intención de extender el período de transición que termina este año. El Reino Unido se arriesga a quedar integrado, un tiempo, en el mercado único y la unión aduanera europea y no poder alcanzar acuerdos comerciales con terceros países.