Última hora
This content is not available in your region

Trump saca a la calle 'miles de soldados fuertemente armados' para sofocar los disturbios

euronews_icons_loading
Trump saca a la calle 'miles de soldados fuertemente armados' para sofocar los disturbios
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Quienes esperaba de Donald Trump un discurso a la nación de unidad y apaciguamiento frente a los disturbios raciales se equivocaron. El mandatario ha ordenado el despliegue de "miles y miles de soldados, fuertemente armados" en Estados Unidos para sofocar la violencia, que ha calificado de "terrorismo interno" y de "ofensa a Dios".

Con el país incendiado por la ira y las protestas a cinco meses de las elecciones presidenciales, Trump elige la mano dura y la confrontación. La imagen más impactante, la de la propia Casa Blanca, símbolo máximo del poder estadounidense, acosada día tras día por los manifestantes.

"Hoy he recomendado encarecidamente a todos los gobernadores que desplieguen la Guardia Nacional en número suficiente para que dominemos las calles. Los alcaldes y gobernadores deben establecer una abrumadora presencia policial hasta que la violencia haya sido sofocada", anunció Donald Trump.

"Estoy enviando miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y oficiales de la ley para detener los disturbios, saqueos, vandalismo, asaltos y la destrucción gratuita de la propiedad".

"No son actos de protesta pacífica, son actos de terror interno. La destrucción de vidas inocentes y el derramamiento de sangre inocente es una ofensa a la humanidad y un crimen contra Dios. América necesita creación no destrucción, cooperación no desprecio, seguridad no anarquía".

Tras su discurso, Trump ha ido a pie, rodeado de un fuerte despliegue policial y de medios de comunicación, hasta una iglesia cercana, ante las que seha mostrado con una biblia en la mano.

En la llamada a los gobernadores, filtrada a la prensa, el presidente les pide que "detengan y metan diez años en la cárcel" a los violentos.

El candidato demócrata a la Casa Blanca Joe Biden ha acusado a Trump de utilizar el ejército estadounidense para controlar a su propio pueblo.