Última hora
This content is not available in your region

Muere la actriz española Rosa María Sardà, ganadora de dos Goyas, a los 78 años

euronews_icons_loading
Daniel Monzón, a la izquierda, recibe el premio al mejor director por "Celda 211" de la actriz española Rosa María Sardá durante la entrega de los premios Goya 2010 en Madrid,
Daniel Monzón, a la izquierda, recibe el premio al mejor director por "Celda 211" de la actriz española Rosa María Sardá durante la entrega de los premios Goya 2010 en Madrid,   -   Derechos de autor  AP Photo/Paul White
Tamaño de texto Aa Aa

Premiada por su carrera tanto en teatro, cine como televisión, Rosa María Sardà, una de las actrices más versátiles y relevantes de España, ha fallecido este jueves a la edad de 78 años a causa del cáncer que padecía desde hace seis años, según ha informado la Academia de Cine.

Sardà ganó el Goya como Mejor Actriz de Reparto, el máximo premio del cine en España, en dos ocasiones: en 1993 por '¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?' y en 2001 por 'Sin vergüenza'. Además, en 2010, fue galardonada con la Medalla de Oro de la Academia.

La faceta cómica de la actriz fue la más conocida por el gran público, como en su participación en el filme 'Ocho apellidos catalanes' (2015). Sin embargo, también tuvo importantes papeles dramáticos como en las últimas obras de teatro en las que participó: 'Wit', en el que hacía el papel de enferma terminal, y 'La casa de Bernarda Alba', el famoso drama de Federico García Lorca.

Hermana mayor del conocido periodista español Xavier Sardà, la actriz también ha tenido una extensa carrera en televisión con programas como 'Ahí te quiero ver'.

La catalana también será recordada por su papel como maestra de ceremonias de la gala de los Goya en tres ocasiones (1993, 1998 y 2001).

En su última entrevista por videoconferencia, concedida en abril al periodista Jordi Évole, habló abiertamente de la enfermedad que padecía desde los 72 años. “Yo no estoy en el mejor momento de mi vida porque a los 78 años no se está en el mejor momento de la vida. Y estoy enferma, más o menos. Yo tengo un cáncer”.

“Yo no lucho contra nada, no se lucha contra el cáncer, el cáncer es invencible. Es una cuestión de que los que se ocupan de ti tengan más o menos tino al programar unas ciertas medicaciones. No se trata de una lucha porque el cáncer siempre gana. Siempre”, añadió.

Hace un año, Sardà había publicado el libro 'Un incidente sin importancia' en el que abría el cajón de sus recuerdos haciendo un repaso de su vida y sus seres queridos. En la entrevista de promoción con el periódico El País afirmaba que ya solo le quedaba morirse. "Pero como dice la última frase de mi libro, “qué complicado es morirse en el primer mundo, y qué caro”, afirmó.