Última hora
This content is not available in your region

Bruselas vuelve a empeorar las previsiones económicas para España y para la eurozona

euronews_icons_loading
Bruselas vuelve a empeorar las previsiones económicas para España y para la eurozona
Derechos de autor  Emilio Morenatti/AP2020
Tamaño de texto Aa Aa

La pandemia y el confinamiento ha tenido unas consecuencias devastadoras para la economía europea. En sus previsiones para 2020, la Comisión Europea vaticina que la economía de la eurozona puede contraerse hasta un 8,7%. Y aunque prevé una recuperación del 6,1% para 2021, no bastará para compensar las pérdidas.

Los países que encabezan este descalabro económico son Italia, España y Francia. El que más sufrirá será Italia, con una caída del PIB del 11,2%. En segunda posición se encuentra España, donde la contracción económica se sitúa en el 10,9%. Y en tercer lugar se encuentra Francia.

Inevitablemente, esta recesión tendrá consecuencias sobre el paro. Bruselas prevé un “aumento significativo de las tasa de desempleo”, especialmente cuando se eliminen los expendientes de regulación de empleo temporales que han ayudado a limitar los daños. Pero el ejecutivo comunitario evita dar cifras.

Entre los sectores más afectados se encuentran los servicios y todas las actividades que requieren una interacción personal como la hostelería o el entretenimiento. Y también sufrirá el turismo internacional, que depende del transporte aéreo. En estos ámbitos, el ejecutivo comunitario habla de un “impacto duradero”.

También sufrirán, pero menos, los países del norte de Europa. En Alemania la economía se contraerá un 6,3%. Y se prevén porcentajes similares para Dinamarca, Austria y Holanda.

En este contexto, el comisario de Economía, Paolo Gentiloni, ha destacado la importancia de alcanzar un acuerdo para sacar adelante el Plan de Recuperación europeo. "Estas previsiones muestra los efectos devastadores de la pandemia. La respuesta política en Europa ha ayudado a amortiguar el golpe, pero esto sigue siendo una historia de creciente divergencia, desigualdad e inseguridad", ha dicho. "Por eso es tan importante alcanzar un acuerdo rápido sobre el plan de recuperación propuesto por la Comisión: para inyectar confianza y financiación en nuestras economías".