Última hora
This content is not available in your region

España, Portugal e Italia tendrán la mitad de su población actual en 2100, según un nuevo estudio

Una multitud pulula en un área de mercado cerca de una estación de tren en la víspera del Día Mundial de la Población en Mumbai (India), el martes 10 de julio de 2012.
Una multitud pulula en un área de mercado cerca de una estación de tren en la víspera del Día Mundial de la Población en Mumbai (India), el martes 10 de julio de 2012.   -   Derechos de autor  AP Photo/ Rajanish Kakade
Tamaño de texto Aa Aa

La población mundial disminuirá a partir de la segunda mitad del siglo hasta alcanzar los 8.800 millones de habitantes en 2100, 2.000 millones menos que las proyecciones de Naciones Unidas, según un estudio que predice trastornos en el equilibrio mundial y dentro de las sociedades.

Gran parte de este descenso repercutirá en países europeos como España, que pasará de 46 a 23 millones de habitantes, Italia, de 61 a 31 millones, y Portugal, de 11 a 4,5 millones. Incluso si algunos como Francia, de 65 a 67 millones, se salvan.

Los países asiáticos también se citan entre los más afectados por esta pérdida de población como Japón, de 128 a 60 millones, Tailandia, de 71 a 35 millones, y Corea del Sur, de 53 a 27 millones.

Esta es "una buena noticia para el medio ambiente (menos presión en los sistemas de producción de alimentos y menos emisiones de CO2)", dijo a la AFP Christopher Murray, director del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) en Seattle, que llevó a cabo el estudio, que fue publicado el miércoles en The Lancet30677-2/fulltext#seccestitle210).

Pero "la inversión de la pirámide de edad tendrá profundas y negativas consecuencias en la economía y la organización de las familias, comunidades y sociedades", dijo. Incluso si estas proyecciones no están "grabadas en piedra" y los cambios de política podrían alterar las trayectorias de los diferentes países.

Según el último informe de la ONU sobre la población mundial, se espera que la población de la Tierra alcance los 9.700 millones en 2050 y los 10.900 millones en 2100, frente a los 7.700 millones actuales.

Pero el nuevo estudio cuestiona este continuo crecimiento a lo largo del siglo XXI.

Los investigadores de la IHME, organización financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates, que es el punto de referencia de sus estudios sobre la salud pública mundial, predicen un pico ya en 2064, de 9.700 millones de personas, antes de disminuir a 8.800 millones en 2100.

El avance de los métodos anticonceptivos

Este descenso estará estrechamente relacionado con la expansión de la educación de las niñas y el acceso a los métodos anticonceptivos, que reducirán la tasa de fertilidad a 1,66 hijos por mujer en 2100 desde los 2,37 actuales, según el estudio. Una caída de la fertilidad mucho más rápida de lo que la ONU predice.

En 183 de los 195 países estudiados, la tasa caería por debajo de 2,1 niños por mujer en 2100 para mantener la población sin migración.

Pero las tendencias demográficas, que también incluyen la mortalidad y la migración, variarán de una región a otra y de un país a otro, según los investigadores. Anticipan una posible redistribución de las cartas económicas y geopolíticas, aunque el poder de un Estado no se reduzca necesariamente al tamaño de su población solamente.

Por ejemplo, China podría perder casi la mitad de su población (1.400 millones en la actualidad, 730 millones en 2100), con una disminución del número de personas en edad de trabajar que "obstaculizará" su crecimiento económico.

Estados Unidos, que pronto perderán su posición como la mayor economía del mundo, podría volver a superar a China a finales de siglo si la inmigración sigue compensando la disminución de la fertilidad, según el estudio.

Por otra parte, el África subsahariana podría ver triplicarse su población (de 1.000 a 3.000 millones de habitantes), impulsada en particular por Nigeria (de 206 a 790 millones de habitantes), que se convertiría en el segundo país más poblado del mundo en 2100, detrás de la India pero por delante de China.

Competencia para atraer a los trabajadores migrantes

"Será realmente un mundo nuevo, un mundo para el que deberíamos prepararnos hoy", comentó el editor de The Lancet Richard Horton.

En un mundo en el que la población en edad de trabajar habría disminuido pero en el que habría seis veces más personas mayores de 80 años (141 a 866 millones), la estructura actual de los sistemas de bienestar social y los servicios de salud tendría que "revaluarse", insistió Murray.

"Es probable que la respuesta a esta disminución de la población se convierta en una de las principales preocupaciones políticas en muchos países", continúa su colega Stein Emil Vollset en una declaración. "Pero esto no debe comprometer los esfuerzos para mejorar la salud reproductiva de la mujer o el avance de los derechos de la mujer", insiste.

Para cambiar la trayectoria demográfica, hablan de "políticas sociales" para ayudar a las mujeres a trabajar y a tener el número de hijos que desean.

Pero también "políticas liberales de inmigración".

"Creemos que a finales de este siglo, los países que necesitan trabajadores migrantes tendrán que competir para atraer a estos migrantes", que se espera que procedan principalmente del África subsahariana y del mundo árabe, dice Murray.